Hanoi (VNA) – Las confecciones textiles continuarán siendo el rubro estratégico de la industria de Vietnam, expresó el economista Tran Du Lich durante el Foro Internacional de Confecciones Textiles, recién celebrado en Hanoi.


Du Lich sostuvo que la industria textilera también constituye una fuente importante de generación de empleos, subrayó al tiempo que abogó por que el gobierno deba elaborar e implementar políticas del desarrollo acorde con la tendencia de integración mundial.

Según el Ministerio de Industria y Comercio, en 2017 el valor de las exportaciones de esta industria ascendió a 31 mil millones de dólares, para un aumento interanual de 10,23 por ciento. Este año se prevé un similar ritmo de crecimiento, para un ingreso superior a los 33 mil millones de dólares.

Los participantes en el evento coincidieron en que durante el período 2018-2022, los impuestos se reducirán fuertemente, incluso hasta cero por ciento, debido a los acuerdos comerciales internacionales, lo que favorecerá el desarrollo de este sector.

Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Sudcorea son mercados tradicionales de Vietnam, sin embargo las compañías vietnamitas pretenden extender la venta de sus productos en China, Rusia y Cambodia.

Evaluaron que el bajo costo laboral y las políticas favorables para la inversión son factores que han convertido a Vietnam en un destino favorito de los inversores en esta industria.

Du Lich señaló que el gobierno debe promover esas ventajas e implementar medidas para superar las debilidades, incluidos el alto precio de servicios logísticos y la falta de cursos para la formación de trabajadores.

Expertos también mencionaron la necesidad de buscar nuevos mercados, planificar zonas de producción de materias primas y aumentar los salarios de los empleados, entre otras soluciones, para garantizar un desarrollo sostenible del sector. –VNA