Hanoi, 01 ago (VNA)- Las exportaciones agroforestales y acuícolas de Vietnam alcanzaron un valor total de más de 23 mil  millones de dólares en los primeros siete meses del año, lo que equivale a un aumento interanual del dos por ciento, según informó una fuente oficial.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Un reciente informe del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural indica que la silvicultura del país ingresó, en particular, más de seis mil millones de dólares, para un alza interanual del 17,3 por ciento.

Se destacan, en especial, el comercio exterior de la madera y sus derivados, que generó más de cinco mil 600 millones de dólares, para un incremento del 16,1 por ciento, y las ventas de los artículos procedentes bambú, que alcanzaron 264 millones de dólares, para un alza del 46,6 por ciento.

Mientras, la agricultura logró unos diez mil 840 millones de dólares por los envíos al exterior, lo que representa una disminución del 8,2 por ciento en comparación con el mismo lapso del año pasado.

Tal decrecimiento se debe al bajo valor de las exportaciones de algunas mercancías, como  arroz, anacardo, pimienta, café, entre otras, a pesar de que las ventas de las mismas mostraron señales de aumento en el volumen.

Los envíos al extranjero de los productos acuícolas también sufrieron una reducción interanual al obtener casi cuatro mil 700 millones de dólares.

La causa principal se debe a la disminución en las ventas del Pescado Tra (Pangasious), del 3,2 por ciento, y del camarón, del 10,4 por ciento.

Sin embargo, Vietnam importó alrededor de 18 mil millones de dólares de productos agrosilvícolas y acuícolas, para una ligera disminución interanual, por lo que generó un superávit comercial de casi cinco mil millones de dólares, para un aumento del 12 por ciento con relación al mismo lapso de 2018.

El citado ministerio pronosticó que la agricultura nacional seguirá enfrentando desafíos, y puede que no alcance un crecimiento como el del año pasado.

El problema radica principalmente en el decrecimiento de la economía global, el cual provoca que otros países del mundo presten mayor atención a su propio desarrollo agropecuario, por lo que se crea una mayor competitividad para los exportadores vietnamitas.

Se incluye además la creciente exigencia en la gestión de calidad y seguridad alimentaria por parte de los principales importadores como Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur.

Entre las medidas planteadas, la mencionada cartera se comprometió a cooperar con los productores nacionales para expandir los negocios en las localidades potenciales, mantener el comercio con los países tradicionales, y minimizar la dependencia en un mercado único, así como incentivarlos a cumplir con la exigente demanda de los exportadores, y a promover y construir sus marcas comerciales.-VNA