Hanoi, 27 sep (VNA)- Los nuevas formas de medir la productividad laboral y las políticas para impulsar su crecimiento sostenible fueron tratados por expertos del Instituto nacional de Estudios de Economía y Políticas (VEPR) y el Fondo alemán Konrad Adenauer Stiftung (KAS) en un diálogo efectuado hoy aquí.
Foto de ilustración (Fuente:VNA)

En la cita, los especialistas señalaron que el incremento de la productividad laboral de Vietnam todavía está por debajo de lo planteado y el país indochino debe elevar este índice con el fin de alcanzar el objetivo del desarrollo rápido y estable.

Subrayaron que ese tema se ha convertido en un asunto de gran importancia para el gobierno  en los últimos años y se considera la posibilidad de celebrar el Año de la productividad laboral de Vietnam en 2019.

De acuerdo con el representante en jefe del KAS en Hanoi, Peter Girke, la economía de la nación indochina muestra logros alentadores, pero la productividad laboral no se sitúa al mismo nivel del desarrollo del país, especialmente si se compara con otras naciones en la región.

Por otro lado, el director del VEPR, Nguyen Duc Thanh, apuntó que ese índice aquí en 2017 duplicó el de las naciones de bajos ingresos,  mientras representa un 50 por ciento de la productividad de las de ingresos medios y sólo un 18,3 por ciento del grupo de los desarrollados.

Añadió que la eficiencia laboral en la nación indochina subió de mil 700 dólares en 2006 a dos mil 700 en 2017, con un crecimiento promedio en el periodo 2012 - 2017 de 5,3 por ciento.

Según Duc Thanh, ese indicador en las industrias motrices, como de procesamiento y fabricación es modesto, mientras se reporta un nivel bajo de rendimiento en las áreas de agricultura, acuicultura y silvicultura a pesar de las potencialidades de esos sectores.

En ese sentido, sugirió modificar el mecanismo y los procedimientos administrativos con el fin de elevar la productividad laboral, en aras de lograr un desarrollo económico rápido y sostenible.

Hizo hincapié también en la necesidad de crear programas dirigidos a aumentar ese indicador tanto en las empresas como en las entidades estatales, y en la conciencia de los ciudadanos, como ocurre en  varios países desarrollados, incluidos Japón, Singapur y Corea del Sur.

Por otra parte, el doctor del Centro de Economía de Vietnam, Le Van Hung, observó que la inversión extranjera directa (IED) juega un papel importante en el aumento de la productividad laboral, por tanto, propuso priorizar la calidad de los capitales foráneos captados.

Planteó, además, la construcción del parque industrial ecológico experimental para el procesamiento de los productos agrícolas, acuícolas y silvícolas, y el desarrollo de la industria auxiliar.- VNA