Manila (VNA) - Filipinas puso en servicio dos barcos de patrullaje japoneses, elevando a ocho la cantidad de buques añadidos a su flota de guardacostas.

Las naves, bautizadas como BRP Cape San Agustin y BRP Cabra, fueron entregadas a la Guardia Costera filipina durante una ceremonia efectuada la víspera en su sede en Manila.

Están construidas para una velocidad de crucero promedio de 46 kilómetros por hora y pueden detectar otras embarcaciones hasta mil 500 millas náuticas de distancia, convirtiéndolas en una valiosa adición a la flota de guardacostas que patrulla las aguas territoriales del inmenso archipiélago filipino de más de siete mil islas.

En su intervención en el acto, el embajador de Japón en Filipinas, Koji Haneda, informó que su país entregó ocho embarcaciones a Filipinas y espera que otras dos lleguen en unos pocos meses.

Agregó que Japón también proporcionará cuatro embarcaciones rígidas inflables más pequeñas.

Anteriormente, el 26 de marzo, Japón donó tres aviones de vigilancia marítima TC90 de segunda mano a Filipinas para mejorar la capacidad de sus fuerzas navales, según el plan acordado por los dos países. – VNA