Singapur, 10 may (VNA) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) no está muy preocupado por la reciente presión sobre los tipos de cambio en Indonesia y Filipinas, informó el director del Departamento de Asia-Pacífico de esa organización, Changyong Rhee.
La rupia indonesia (Fuente: VNA)

El funcionario explicó que tal presión no se desencadena por factores internos y sostuvo que Asia tiene reservas más fuertes que en el pasado.

Explicó que el peso filipino, la rupia indonesia y su similar de la India han perdido hasta seis por ciento desde sus máximos este año, ya que los tres países son los más vulnerables a factores externos en comparación con las principales economías asiáticas debido, dijo, a sus déficits de cuenta corriente.

Amplió que han enfrentado dobles desafíos en las últimas semanas, luego de que los rendimientos de los bonos a 10 años de Estados Unidos alcanzaran el tres por ciento, lo que generó preocupaciones sobre las salidas de capital; y los precios del petróleo alcanzaron un máximo dentro de los tres años y medio, lo que incrementó los costos de importación.

El funcionario apuntó que la debilidad de las monedas era un "ajuste natural" y dijo que la gente no debería entrar en pánico ya que el trío tenía más margen de maniobra que durante la crisis financiera asiática de 1997.

La presión sobre los tipos de cambio se debió principalmente a las condiciones de financiamiento global cada vez más estrictas, más que a los factores internos, subrayó.

En su informe, el FMI observó que las perspectivas de crecimiento en Asia siguen siendo sólidas, pero que la región es vulnerable al repentino endurecimiento de las condiciones financieras mundiales y a las políticas de proteccionismo comercial.

Se pronostica que Asia crezca un 5,6 por ciento en 2018 y el próximo año, lo que significa un aumento de 0,1 puntos porcentuales con respecto a su actualización anterior de octubre del año pasado. Ese incremento representará aproximadamente dos tercios de la expansión. – VNA

VNA- INTER