Hanoi (VNA)- Diversas actividades culturales y artísticas interesantes se celebran en Hanoi en bienvenida al Tet 2019 (Año Nuevo Lunar), la mayor fiesta nacional de Vietnam.  
 
Una calle en Hanoi decorada en bienvenida al Tet 2019 (Fuente: VNA)

Banderas nacionales y del Partido y banderolas se colocan a largo de las calles principales, las cuales se visten con combinaciones más originales de luz y color.

La calle peatonal de Ho Hoan Kiem, en el centro de la capital, se decora con flores.

En 30 distritos y comunas de Hanoi se llevarán a cabo numerosos programas artísticos en vísperas del Tet en sitios públicos.

En esta ocasión, el Servicio de Cultura organizará cine ambulante en varias zonas fuera del centro, áreas industriales y procesadoras.

En los días 16 -17 próximos se efectuará el Festival de regata en el lago de Oeste.

También se realizarán espectáculos pirotécnicos en los primeros momentos del Año Nuevo Lunar. 

 

Durante el Tet, los vietnamitas tienen diferentes creencias y tradiciones, dejadas de generación a generación.

El primer visitante que entra a un hogar vietnamita en el inicio del Año Nuevo Lunar representa la suerte y riqueza, o viceversa, para esa familia.  

Según la tradición, si todas las cosas transcurren de buena manera el día inicial, los meses siguientes serán de suerte y fortuna, por lo tanto ese visitante se respeta de manera especial.  

Para explicarlo de algún modo, cada familia invita, en los meses finales del año anterior, a una persona conocida por su moralidad y posición social para realizar tal costumbre.  

Siguiendo las tradiciones de la cultura, el visitante entrega un regalo al dueño de la casa, deseándole salud, felicidad y prosperidad.  

Por su parte, el dueño recibirá al cliente con comidas deliciosas y cuentos divertidos, con votos por un ciclo de buena suerte y alegría.

Regalar un sobre rojo con dinero durante el Tet (fiesta tradicional del Año Nuevo Lunar) es una costumbre y una bella expresión cultural de algunos pueblos orientales, entre ellos el vietnamita. 

 Al comenzar el año nuevo, los nietos e hijos visitan a sus abuelos y padres para desearles salud y felicidad en el año nuevo. En ese momento, esta dádiva, envuelta en papel rojo, se entrega a los menores de edad para desearles éxito en el estudio o el trabajo y una vida próspera.     

Además el Tet constituye una ocasión favorita de los niños para estrenar nuevas ropas, visitar los parques histórico-culturales, asistir a los juegos públicos y saludar a sus parientes, en especial recibir los sobres rojos con dinero de la suerte.   

Los niños siempre se educan en ahorrar y gastar ese dinero en asuntos útiles tales como comprar libros de estudio, en las matriculas o ayudar a los amigos desfavorecidos.  

Por eso, las personas suelen presentarse a los vecinos, parientes y amigos en los dos primeros días del año lunar, llevando los sobres rojos para expresar las felicitaciones tradicionales relativas a la salud y estudio de los infantes.  

Con el paso del tiempo, todavía se venden en la calle HangMa, de esta capital, los sobres rojos decorados con animales como cerdo, dragón y búfalo, entre otros.   

A pesar de la tendencia de comercializar costumbres antiguas por la influencia negativa del desarrollo económico y el mejoramiento de la vida de la población, aún se guardan las buenas y humanitarias culturas como brindar la suerte y felicidades a todo el mundo en el Año Nuevo Lunar.-VNA