Hanoi (VNA)- El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, instó hoy a las autoridades competentes a fortalecer las inversiones en las obras contra el deslizamiento de tierras, considerando como acto criminal la falta de responsabilidad en la supervisión de los proyectos de enfrentamiento a los desastres naturales.

Escenario de la reunión (Fuente: VNA)

Al presidir una reunión sobre la situación de erosión de la costa y la desembocadura de los ríos en la región central, el jefe del gobierno subrayó la importancia de las medidas preventivas, a la vez que pidió a los ministerios vinculados fortalecer la coodinación en la gestión de los embalses hidroeléctricos, en momentos en que el país sufre crecientes efectos del fenómeno El Niño.

El delta litoral del Centro del país es una estrecha franja de tierra, subrayó, y puso de relieve la necesidad de preservar los recursos terrestres, en respuesta a los fenómenos naturales y al servicio del desarrollo socioeconómico nacional.

De acuerdo con Xuan Phuc, el 60 por ciento del Producto Interno Bruto del país proviene de las localidades costeras y con el fin de aprovechar las potencialidades del mar para impulsar el crecimiento económico, Vietnam adoptó la estrategia marítima hasta 2020.

Tras apreciar las iniciativas presentadas por los miembros de gabinete durante la reunión para mitigar los efectos de la erosión de la tierra, el Premier exhortó a llevar a cabo una evaluación integral de la situación para confeccionar medidas concretas y asociadas con el desarrollo socioeconómico.

También pidió intensificar la información a los pobladores sobre las soluciones para prevenir y reducir los efectos de los desastres naturales.

Por otro lado, instó a recabar más capital social, incluida la ayuda internacional, para enfrentar la erosión e incrementar los proyectos de asociación público-privada en ese sector.

Al mismo tiempo, encargó a las autoridades la aceleración de la aplicación tecnológica en las actividades contra ese fenómeno, prestando especial atención a la garantía de la seguridad de los pobladores y la conservación de los patrimonios culturales.

Datos oficiales señalan que en las últimas décadas, especialmente después de las históricas inundaciones de 1999, la costa central de Vietnam, de mil 649 kilómetros de largo, sufre efectos cada vez peores y más complicados causados por la erosión.

Ese fenómeno no solo ha dañado el transporte fluvial y marítimo, la infraestructura pública, el ecosistema natural y las actividades turísticas, sino que también ha impactado la producción y la vida de los pobladores.

Se reportan en esa región 88 sitios afectados por la erosión, con una longitud total de 120 kilómetros. Quang Ngai es la provincia más damnificada con 21 sitios, que suman 35 kilómetros. - VNA