Yakarta, 30 oct (VNA)- Los pilotos del avión accidentado con 189 personas a bordo en el mar de Java de Indonesia reportaron problemas del control del vuelo sólo dos minutos después del despegue del aeropuerto de Yakarta, informó hoy el Comité Nacional de Seguridad del Transporte.
Actividades de rescate del avión accidentado en el mar de Indonesia (Fuente: AFP/VNA)
Según la fuente, el aparato de la aerolínea indonesia Lion Air, con número de vuelo JT 610, solicitó al aeródromo de Yakarta elevar la altura de la aeronave de 500 metros a mil 500 metros a las 06:22 (hora local), después de salir a las 06:20 la víspera con destino a la ciudad de Pangkal Pinang.

 

La petición fue aceptada, sin embargo la aeronave desapareció de los radares y se estrelló en el mar pocos minutos después, precisó.

Por otro lado, el portavoz del Departamento General de Transporte Aéreo de Indonesia, Yohanes Sirait, señaló que antes de perder las señales, el avión había solicitado también el regreso al aeródromo de la capital indonesia.

De acuerdo con los datos de la página web Flightradar 24, el aparato cambió de altura varias veces antes del incidente.

El avión llegó a los 610 metros de altitud dos minutos después del despegue y luego, se redujo a 152 metros antes de elevar a mil 524 metros durante la mayoría del tiempo restante, especificó el medio digital.
Señaló Flightradar 24 que la aeronave aumentó su velocidad para llegar a los 639 kilómetros por hora cuando se encontraba a mil 113 metros de altura en los últimos minutos antes de caer.
El director ejecutivo de Lion Air, Edward Sirait, reveló en una rueda de prensa que el piloto de ese vuelo había informado sobre fallos técnicos la noche anterior del siniestro.
 
No obstante, aseguró que los mismos fueron resueltos por los ingenieros antes de la salida del aeronave del aeropuerto de Yakarta.

 

Hasta el momento, los socorristas lograron recuperar los cuerpos de 18 víctimas y detectar la posición de las dos cajas negras del avión accidentado.

Hoy continúan las operaciones de búsqueda en el supuesto lugar del incidente para encontrar los cuerpos de los pasajeros, así como los restos del avión.

 

Según varios medios locales, existe poca posibilidad de que haya sobrevivientes debido al gran impacto que sufrió el aparato al caer en las aguas del mar de Java de 30 a 40 metros de profundidad.

Las autoridades indonesias confirmaron que en ese vuelo viajaban 178 pasajeros adultos, tres menores, dos pilotos y seis miembros de la tripulación.
 
La lista de las víctimas incluye a alrededor de 20 trabajadores del Ministerio de Finanzas de Indonesia y el exciclista italiano Andrea Manfredi.

De acuerdo con la compañía aérea de bajo costo Lion Air, el vuelo JT 610 operó un nuevo Boeing 737 MAX, que fue adquirido por la empresa en agosto pasado, en tanto los dos pilotos acumulaban más de 11 mil horas de vuelo conjunto.- VNA