Hanoi, (VNA)- El pueblo del distrito de Thach That, a 30 kilómetros de Hanoi, no sólo utiliza la laterita como material de construcción, sino que también fabrica diversos productos a partir de este material áspero y grumoso, ganando un alto ingreso.

Una casa de laterita en Thach That (Fuente: VNA)


Quienes han visitado al distrito de Thach That nunca olvidarán las imágenes de casas, puertas de aldea, pozos y paredes construidas con ladrillos de laterita que tienen un color amarillo oscuro. Estos ladrillos crean una belleza rústica en el escenario rural.

Al visitar la comuna de Binh Yen, se pueden ver muchos talleres que se han dedicado a la fabricación de diversos productos como animales y artículos decorativos de laterita.

Hablando de la nueva artesanía en la comuna, Tang Huu Dung, propietario del taller Dung Da, dijo que en el pasado los lugareños sólo utilizaban la laterita como material de construcción. Con el tiempo, descubrieron que la laterita no sólo es un material de construcción barato, duradero y hermoso, sino que también puede utilizarse en la fabricación de animales, estatuas y artículos decorativos en casas y edificios. Por lo tanto los lugareños han cambiado a hacer artículos de la bella arte de la laterita y han establecido muchos talleres.

Laterita es suave y se parece a una colmena, es un material especial para la construcción y la elaboración de artículos decorativos. Utilizando piezas de laterita para crear diferentes productos.

La laterita es un tipo de roca blanda y porosa. Debido a su composición principal de óxido de hierro y aluminio, es bastante blanda profunda subterránea. Sin embargo, cuando se desentierra y se expone al aire, se endurece gradualmente para que pueda usarse a fabricar materiales de construcción para reemplazar ladrillos.

Según las estadísticas de la comuna, hay unos 20 hogares que participan en la extracción y procesamiento de la laterita. Dependiendo de las órdenes de los clientes, harán diversos artículos decorativos.


Tran Van Nghiem, un artesano de la comuna, dijo que la fabricación de animales de laterita es el más difícil porque requiere diligencia y las manos hábiles de los trabajadores. Los animales se venden por diferentes precios basados en el tamaño, la forma y el tiempo para terminar.

Un par de pequeños animales de laterita, con un valor de cinco millones de dong vietnamita (VND), equivalentes a 217,39 USD, llevará al artesano unos dos o tres días para completar, mientras que un par de animales grandes, por valor de 40 millones de VND (1739,13 USD), necesita alrededor de dos semanas.

En la actualidad, además de hacer animales para la decoración en pagodas, templos y casas comunales, los lugareños en Thach That todavía están proporcionando laterita como material de construcción.

Truong Ho Nong, un trabajador con experiencia, dijo que la construcción requiere el cálculo cuidadoso de los trabajadores con un diseño detallado. Paredes de la casa que serían construidas con laterita dan una sensación de calor y son buenos para la insonorización y más barato que los ladrillos.

El procesamiento de la laterita ha contribuido al desarrollo económico del distrito y ha ayudado a mejorar el nivel de vida de los lugareños.-VNA