Hanoi (VNA) - La única solución para las disputas en el Mar de Este consta de negociaciones pacíficas y concordantes con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.
El embajador Ton Sinh Thanh (Fuente: VNA)


Así lo afirmó el embajador de Vietnam en India, Ton Sinh Thanh, al intervenir en un seminario sobre el papel de la UNCLOS en los asuntos comunes en el mar, en desarrollo en las islas de Andamán y Nicobar del país sudasiático.

Tras enfatizar la posición geopolítica estratégica del Mar del Este, el diplomático señaló que en esa zona existen dos tipos de disputas: las referentes a las islas y otras que tienen como objeto las líneas fronterizas marítimas; y afirmó que esos desacuerdos están vinculados.

Enfatizó que el fallo de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya que rechaza la reclamación de Beijing de la llamada “línea de los nuevos tramos” en el Mar del Este constituye la base para la solución no sólo de los problemas entre China y Filipinas, sino también de las disputas entre las partes reclamantes en esa zona.

Con ese veredicto, el número de zonas disputadas en el Mar del Este se redujo notablemente, fortaleciendo así el papel de la UNCLOS, valoró.

Frente a las tensiones en el Mar del Este, cualquier iniciativa diplomática y jurídica para las disputas es saludada, afirmó y llamó a los reclamantes a ejercer el autocontrol y no complicar la situación, mediante la evitación del cambio de status quo de esa región y el respeto a la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este.

También subrayó la importancia de la voz común de los países en la región, así como de las potencias mundiales; y en este sentido, exhortó a un papel más activo de India en el Mar del Este.

Por su parte, el subgobernador de las Islas de Andamán y Nicobar, Jagdish Mukhi, declaró que la UNCLOS es considerada como una “Carta sobre los océanos”, al establecer el marco legal para todas las actividades en los océanos y mares, entre ellas las referentes a la preservación y la explotación sostenible de esos recursos.

Aseguró que el cumplimiento por parte de las naciones de las leyes universales y los veredictos de los tribunales internacionales desempeña un papel importante en el mantenimiento de la paz en el mundo; y llamó a la comunidad global a fortalecer la capacidad de proteger los océanos y posibilitar el uso pacífico, equitativo y sostenible por todos los estados de los recursos marítimos.

El seminario, que concluirá mañana, se centra en la legitimidad duradera de la UNCLOS y su aplicación en el siglo XXI, el papel de ese documento en la posibilitación de la solución pacífica de las disputas y análisis sobre la situación en el Mar del Este. - VNA