Ereván (VNA) - La XVII Cumbre de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF), bajo el tema "Convivir en solidaridad, compartir los valores humanos y respetar la diversidad: la fuente de la paz y la prosperidad en la francofonía”, concluyó en la capital de Armenia, Erevan, después de dos días de trabajo intenso.

El vicepremier y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, dirigió a la delegación vietnamita a la cumbre y a numerosas reuniones bilaterales marginales.

En las sesiones plenarias, los participantes se centraron en cuestiones de seguridad y políticas en los países francófonos y en el mundo y, junto con estrategias, programas y medidas para promover valores comunes que conecten a estos estados, como la paz, la solidaridad, el respeto por la solidaridad, la cooperación y el desarrollo.

La cumbre también incluyó una sesión para discutir el papel y la contribución de la OIF a los sistemas multilaterales para resolver los desafíos económicos y de seguridad y garantizar la paz, la estabilidad y el desarrollo sostenible.

Los líderes de los 84 estados miembros de la OIF aprobaron diversos documentos importantes que orientan las actividades de la comunidad francófona en el futuro, desde la paz, la seguridad, la diversidad lingüística y cultural, la educación hasta la cooperación económica y el desarrollo sostenible, como la Declaración de Ereván, un programa de cooperación para el lapso 2019-2022 y una estrategia de igualdad de género, entre algunas resoluciones.

La Declaración de Ereván reafirmó la conexión de los miembros con el idioma francés, la base de la comunidad francófona, y su respeto por la diversidad cultural y lingüística. También renovó el compromiso de la comunidad de promover un orden mundial equitativo y justo basado en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, resolver pacíficamente las crisis y los conflictos en el espacio francófono, fomentar el diálogo y la reconciliación para alcanzar una solución a estas crisis y apoyar la participación de las mujeres en la prevención y solución de conflictos.

En la resolución sobre la prevención de crisis y conflictos y la consolidación de la paz en el espacio francófono, los líderes estatales y gubernamentales continuaron expresando su preocupación por la reciente situación en el Mar del Este y pidieron a las partes relevantes que actúen con moderación, no usen o amenacen con el uso de la fuerza para garantizar la seguridad y la libertad de navegación aérea y marítima en esas aguas.

También solicitaron resolver las controversias por medios pacíficos sobre la base del derecho internacional, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, respetando el proceso diplomático y legal y la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar del Este (DOC), hacia un Código al respecto (COC).

La cumbre eligió a la ministra de Relaciones Exteriores de Ruanda, Louise Mushikiwabo, como nueva Secretaria General de la OIF. Los participantes también testimoniaron la transferencia de la presidencia de la OIF de Madagascar a Armenia.

Decidieron admitir a Irlanda, Gambia, Malta y el estado estadounidense de Louisiana como observadores, elevar el número de miembros y observadores de la OIF a 88, y mejorar el estado de Kosovo, Serbia y los Emiratos Árabes Unidos de un observador a un miembro asociado.

La XVIII Cumbre de la Francofonía tendrá lugar en Túnez en 2020.-VNA