Hanoi, (VNA)- En la actualidad, los bonsái mini son las plantas ornamentales favoritas de muchas personas cuando quieren decorar la casa o en el puesto de trabajo. 
 
Foto de ilustración (Fuente: Internet)

El artesano Lam NgocVinh, del distrito de Hoc Mon, es muy conocido en Ciudad Ho Chi Minh por cultivar minibonsáis, que son verdaderas obras de arte, mostrando su ingeniosidad, meticulosidad y pasión.

Los minibonsáis se cultivan en macetas pequeñas con una altura máxima de 15 cm desde las raíces hasta la parte superior, pero en forma de grandes árboles.

Cuando tenía 10 años, los pequeños árboles atrajeron a Ngoc Vinh por primera vez cuando se vio una foto de una planta en miniatura y entonces sintió curiosidad por los minibonsái. Comenzó a cultivar ese tipo de arbolitos y cuando cumplió 14 años, creó su primer bonsái.

En este momento, el artesano tiene cientos de los árboles de diversas especies, incluyendo Shimpaku Juniper, Wrightia religiosa, Antidesmaacidum y Casuarina, y todos miden menos de 15 centímetros de altura.

El arte del bonsái mini requiere de paciencia y minuciosidad de cada artesano. Se tarda de tres a siete años para que un bonsái se convierta en una obra de arte. Las formas y estilos básicos de los árboles incluyen vertical formal (chokkan), vertical informal (moyogi), inclinado (shakan), semicascada (han-kengai) y cascada (Kengai). El atractivo de cada bonsái radica en su pie y sus raíces, que requieren la mayor parte del tiempo, cuidado, paciencia y amor del agricultor.

Los árboles bonsái de Ngoc Vinh no solo se venden bien tanto en el mercado nacional, como en el extranjero.-VNA