Quang Nam, Vietnam, 17 feb (VNA) – Autoridades del casco antiguo de Hoi An, en esta provincia central, planean convertir los palos de carga en marca turística de ese patrimonio cultural de la humanidad.

Palos de carga, marca turística de casco antiguo de Hoi An (Fuente:VNA)

El gobierno local reajustará la planificación de los establecimientos de comerciantes en diversos distritos, para adecuarla con la arquitectura tradicional del casco antiguo y garantizar el orden de las calles. 

La pequeña urbe se ubica a la orilla del río Thu Bon y fue un puerto trepidante de barcos comerciales de Japón, China y países europeos en los siglos XVII y XVIII. Hoi An posee una arquitectura mixta de rasgos franceses y chinos y es considerada como museo vivo del estilo de vida urbano, con costumbres, prácticas religiosas, artes folclóricos y fiestas culturales.

Además, al visitar Hoi An, uno de los destinos gastronómicos más atractivos en Asia, los visitantes se encuentran difícil resistir la atracción de los comerciantes quienes llevan delicias peculiares a todas las partes de la ciudad utilizando un palo de carga en el hombro.

Suena cada mañana y atardecer el pregón de los vendedores ambulantes en esta antigua ciudad, y cada vez hay un cliente, paran en un ratito, o a veces eligen una pequeña esquina para exponer sus productos y atraen, sin publicidad alguna, la atención de los viajeros.

En las carga se pueden encontrar todas las especialidades de ese hermoso sitio, desde los pasteles, sopas y fideos hasta dulces. Unos palos, varios taburetes baratos, y un vendedor con el rostro siempre sonriente, son suficientes para crear un espacio acogedor, donde los turistas pueden experimentar el sabor de Hoi An y a la vez ver de cerca la vida de los lugareños. 

Una cosa interesante, es que aquí en Hoi An los palos de carga pueden ser un legado transmitido de generación a generación. Esas familias, con pasos incansables por todos los rincones, son los protectores del alma del casco antiguo. 

Los turistas pueden comprar los productos o no, pero seguramente recibirán un saludo caluroso de los vendedores, que son imágenes más representativas de un Hoi An muy hospitalario.

Durante siglos, las pequeñas calles de Hoi An siguen abarcando los palos de carga, como un recuerdo del antiguo estilo de vida. – VNA   
VNA – TURISMO