Singapur,  (VNA) - La conclusión de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés), un tratado de libre comercio promovido por China en la región de Asia-Pacífico, se pospuso para 2019 luego de que sus negociadores no alcanzaron consenso sobre varios temas clave tras una reunión efectuada en esta ciudad.

Delegados participantes en el acto (Fuente: VNA)

 

El RCEP agrupará a los 10 países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y a sus socios en la región (China, Japón, Australia, la India, Corea del Sur y Nueva Zelanda), que juntos representan el 30 por ciento del Producto Interior Bruto del planeta.

Los ministros de Economía de los Estados integrantes se reunieron este lunes en Singapur al margen de la XXXIII Cumbre de la ASEAN con la esperanza de resolver problemas pendientes, incluida la reducción de aranceles, pero no llegaron a un acuerdo.

“Hicimos un progreso significativo [pero] no la conclusión final”, dijo a la prensa el ministro de Agricultura de Nueva Zelanda, Damien O'Connor después del encuentro, y expresó su deseo de que se finalice el pacto el año próximo.

Se prevé que los líderes de los países de la RCEP se reúnan mañana en Singapur para continuar las conversaciones.
Mientras, el ministro de Comercio de la India, Suresh Prabhu, destacó la necesidad de concluir de manera sostenible y a largo plazo el pacto para que todas las economías miembros se beneficien de ello.

Una de las principales dificultades en las negociaciones iniciadas hace cinco años es el temor de la India de abrir su mercado, especialmente a las empresas chinas.

El progreso en las negociaciones se ha ralentizado en los últimos años, debido a las grandes brechas entre los miembros en sus niveles de desarrollo económico e intereses comerciales.

No obstante, las políticas del proteccionismo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han impulsado las discusiones.

La firma en marzo pasado de otro convenio comercial regional, el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico, o TPP-11, que entrará en vigencia el 30 de diciembre, fue otro aliento para los negociadores de la RCEP.

A principios de este año, los ministros acordaron llegar a una “conclusión sustancial” de las conversaciones para fines de 2018. Sin embargo, aún se necesitan abordar cuestiones delicadas, como la eliminación de los aranceles a los productos agrícolas, la facilitación del movimiento transfronterizo de mano de obra y el establecimiento de normas comunes para el comercio electrónico.

Una preocupación sobre el aplazamiento de las negociaciones es que algunos países miembros celebrarán elecciones generales el próximo año, incluidos Indonesia, la India y Tailandia. – VNA