Bali, 12 oct (VNA) - El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, se unió hoy a los dirigentes de otros países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en la ceremonia de apertura de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en Bali, Indonesia.
El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, se unió hoy a los dirigentes de otros países de ASEAN en la ceremonia de apertura de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Bali, Indonesia (Fuente: VNA)

El evento también contó con la presencia de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de 189 países miembros del FMI y el BM, dirigentes de organizaciones internacionales, representantes de muchas empresas y órganos sociales e investigadores de todo el mundo.

Con el tema "Aprovechar la interrupción para dar forma a las economías inclusivas del futuro", las reuniones anuales están programadas para discutir muchos temas emergentes en la economía global, como el impacto de las guerras comerciales en las perspectivas de crecimiento económico internacional y regional; la coordinación de la política monetaria y financiera; así como el impacto de la Cuarta Revolución Industrial en el crecimiento económico, la estabilidad financiera, el empleo, la igualdad y el progreso social.

En el evento, el FMI lanzó la Actualización de la Perspectiva de la economía mundial, que pronosticó una tasa de crecimiento económico global del 3,7 por ciento en 2018- 2019 debido a la desaceleración en algunas economías clave bajo la influencia de la política monetaria más estricta en Estados Unidos, las tensiones comerciales, y el aumento de los precios del petróleo.

Al dirigirse a la sesión de apertura, la directora del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, pidieron a los países que mejoren la resiliencia en sus economías; promuevan reformas estructurales; apoyen el multilateralismo; opónganse al proteccionismo; perfeccionen la cooperación mundial; reduzcan los desequilibrios globales; y aprovechen de la llamada Industria 4.0 para servir al desarrollo sostenible, equitativo e inclusivo. –VNA