Hanoi (VNA) - Ante los grandes impactos por el cambio climático, incluida la subida del nivel del mar, Vietnam opta por desarrollar la economía azul para un desarrollo sostenible, observaron expertos.
 
La isla de Phu Quoc, en la provincia sureña de Kien Giang (Fuente: VNA)


Según una definición de la Unión Europea, se conoce como economía azul a aquella que reconoce la importancia de los mares y los océanos como motores de la economía por su gran potencial para la innovación y el crecimiento.

Con una costa de tres mil 260 kilómetros, junto con más de tres mil islas, el país indochino cuenta con enormes ventajas para desarrollar la misma en sus 28 provincias y ciudades costeras las cuales, según el Departamento General de Estadísticas de esta nación, contribuyeron con más del 60 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, durante el período 2007-2017.

Los sectores clave de la economía azul también aportan anualmente casi 10 por ciento al PIB durante la última década, precisan analistas.

Sin embargo, según expertos, Vietnam aún no ha garantizado el equilibrio de la explotación de recursos marítimos y la conservación del ecosistema marino y costero.

El desarrollo de la economía marítima se afecta por la contaminación del medio marino y de los residuos plásticos, así como por una disminución de la biodiversidad, que contribuye a la variación climática.

En tal contexto, el viceministro del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Tran Quy Kien, destacó la necesidad de impulsar la protección del entorno marítimo, y el uso sostenible del océano y sus recursos.

Al mismo tiempo, reiteró, se debe aumentar la capacidad de gestión, monitoreo y solución de los desastres naturales, y para enfrentar incidentes de contaminación ambiental en aguas marinas y costeras. – VNA