Hanoi (VNA)- Autoridades de la provincia norvietnamita de Hoa Binh realizó diferentes tareas urgentes en aras de estabilizar la vida de los pobladores después de las inundaciones y deslizamientos de tierras ocurridos en la localidad.

Foto de ilustración. (VNA)

Además de la asistencia financiera a las familias con víctimas mortales o desaparecidas, el gobierno local se encarga también de una parte de los gastos funerales y de la residencia temporal para los pobladores.

Según el presidente del Comité Popular provincial, Nguyen Van Quang, el gobierno de Hoa Binh facilitará la construcción de obras urgentes para respaldar a los pobladores locales en la estabilización de su vida.

En paralelo, la provincia norteña de Ninh Binh, una de las localidades con grandes pérdidas por las pasadas inundaciones, también implementó numerosas medidas para prestar asistencia urgente a los residentes locales afectados por los desastres naturales.

Hoa Binh anunció el 11 de los corrientes el estado de emergencia. Las fuertes lluvias causaron deslizamientos de tierra en los distritos de Mai Chau y Da Bac.

Según estadísticas oficiales, los desastres naturales ocurridos a principios de este mes en Hoa Binh dejaron un saldo de 34 víctimas, entre muertos y desaparecidos y 12 heridos, además de miles de viviendas destruidas.

En tanto, Ninh Binh sufrió una pérdida material casi 46 millones de dólares por las fuertes lluvias e inundaciones acontecidas del 9 al 12 de este mes.- VNA