Hanoi, 01 ago (VNA) – El favorable marco legal, la posición geográfica y los abundantes recursos humanos constituyen la atracción del mercado de Vietnam para los fabricantes extranjeros de automóviles, reportó el períodico local Sai Gon Giai Phong.  

Esa fuente citó datos del Ministerio de Industria y Comercio, el cual dio cuenta que durante la primera mitad del año el país atrajo 20 mil 330 millones de dólares, equivalente a un incremento interanual de 5,7 por ciento.  

Notablemente, casi el 39 por ciento de esa suma se dedicó a la manufactura y el procesamiento. La mayoría de las empresas de inversión extranjera directa (IED) colocaron capitales en la ampliación de sus cadenas de fabricación y ensamblaje de automóviles, así como en el desarrollo de las industrias auxiliares.  

La publicación recordó que a mediados de 2017, numerosos fabricantes de IED declaron que, una vez que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático elimine los aranceles automovilísticos intrabloque, dejarían de invertir en Vietnam y solo importarían coches de otros países en la región.     

Sin embargo, recalcó, la situación actual evidencia que las empresas extranjeras no se pueden resistir a la atracción del mercado doméstico.  

En apenas medio año, desde que el gobierno vietnamita mostrara la aspiración de convertir el sector automovilístico en un impulso de la economía y aplicara políticas más favorables, las firmas de IED cambiaron de forma rápida su estrategia, con el interés de dominar el mercado nacional, no solo en la fabricación y ensamblaje, sino  también en el suministro de los componentes. 

De acuerdo con Sai Gon Giai Phong, el grupo japonés Toyota, que una vez declaró su salida de Vietnam, decidió producir aquí 90 mil vehículos cada año, frente a la capacidad actual de 50 mil.

Esa compañía también propuso alquilar otras nueve hectáreas para la producción, al lado de su terreno actual de 21 hectáreas en la provincia norteña de Vinh Phuc. 

Mientras, la sudcoreana Pyeong Hwa Automotive iniciará a finales del año la construcción de una planta de componentes en la Zona Económica Dinh Vu, en la ciudad portuaria septentrional de Hai Phong.

La futura fábrica, extendida sobre siete hectáreas y valorada en 16 millones 700 dólares, entrará en vigor en septiembre de 2019 y generará cada año siete millones 500 productos.  

Con anterioridad, el grupo tailandés AAPICO Hitech y el local VinFast acordaron establecer una planta de componentes para los automóviles de la segunda empresa, subordinada al gigante vietnamita Vingroup.  

El presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Vietnam, Vu Tien Loc, afirmó que la participación de las entidades de IED en las cadenas de suministro beneficia a las compañías nacionales mediante la transferencia de tecnología y la capacitación de la mano de obra.

Ese hecho, sostuvo, también mejora la competitividad y sostenibilidad de las empresas de IED y mixtas.

Expertos pronosticaron que la producción automovilística de Vietnam crecerá en 18,5 por ciento en el período 2018-2025. El rendimiento superará las 531 mil 500 unidades en 2025, y un millón 700 en 2035. En la actualidad, se comercializan cada año 300 mil vehículos en el país. – VNA