Singapur (VNA) - Singapur comenzó a escanear los ojos de los viajeros en algunos de sus puestos fronterizos, con el ensayo de una costosa tecnología que algún día podría reemplazar la verificación de huellas dactilares, informó la Autoridad de Control de Inmigración (ICA, por sus siglas en inglés).

El cambio tendrá lugar en dos puntos de control en su frontera norte con Malasia y en una terminal de ferry que ofrece servicios a las islas cercanas de Indonesia, según la misma fuente.

Se trata de la última de una serie de iniciativas en Singapur para mediante el uso de las altas tecnologías elevar la eficiencia y la seguridad a medida que aumenta la amenaza de los grupos militantes en la región.

La tecnología de escaneo iris, que se ha utilizado en otros países como Estados Unidos y Reino Unido con éxito en mayor o menor medida,  puede costar hasta cinco veces más que los sistemas existentes de huellas dactilares, según los expertos.

Desde enero de 2017, la ICA ha estado recopilando imágenes del iris de ciudadanos singapurenses y residentes permanentes cuando solicitan sus documentos de identidad o pasaportes.

El aeropuerto de Changi está considerando el uso de sistemas de reconocimiento facial para encontrar pasajeros que llegan tarde. 

El país también planea utilizar sistemas de reconocimiento facial en un proyecto para instalar cámaras y sensores en más de 100 mil semáforos.

El gobierno de Singapur dijo que estas medidas son pragmáticas para mejorar la vida y la seguridad de las personas y se ha comprometido a ser sensible en el tema de la  privacidad.

Las autoridades están preocupadas de que Singapur se convierta en un objetivo de complots militantes, algunos de los cuales provienen de países vecinos de mayoría musulmana.-VNA