Foto de ilustración (Fuente: Mining Journal)
 
Singapur (VNA) - Singapur lanzó este martes su primer programa de uso compartido de vehículos eléctricos a gran escala, como parte de los planes para popularizar el transporte público.

BlueSG, una unidad del grupo francés Bollore, está a cargo del servicio, que comenzó con aproximadamente 80 automóviles y 30 estaciones de carga.

Su objetivo es operar mil vehículos eléctricos y dos mil puntos de carga para 2020, lo que haría que el programa en Singapur sea el segundo mayor del mundo después de su similar en París.

Los autos de BlueSG cuentan con dos puertas traseras que transportan a cuatro personas. Los usuarios pueden suscribirse a uno de los dos planes de membresía y usar la aplicación BlueSG para reservar un automóvil y una plaza de aparcamiento. Los vehículos deben ser recogidos y devueltos a una estación de carga BlueSG.

Singapur es uno de los lugares más caros del mundo para poseer un automóvil, con un precio promedio que supera los 80 mil dólares, ya que el gobierno está trabajando para limitar el número de vehículos. – VNA