Hanoi (VNA) – Los resultados de la inspección sobre la adquisición por parte de la Corporación de Telecomunicaciones Mobifone del 95 por ciento de las acciones de la empresa Audiovisual Global (AVG) confirman la determinación de Vietnam de fortalecer la disciplina y la gestión de los bienes estatales. 

Se trata de un gran negocio entre una corporación estatal y una empresa privada, pero que provocó contradicciones debido a la falta de transparencia. 

En el primer trimestre de 2016, MobiFone anunció la compra del 95 por ciento de las acciones de AVG (la cual luego fue renombrada MobiTV), pero ese grupo se negó, en repetidas ocasiones, a responder a las preguntas sobre el valor de ese negocio.  

“¿Cuáles son los motivos y la base para que MobiFone utilizara capitales estatales para adquirir a AVG? ¿Cuánto fue el valor real de ese negocio? Y después de la compra, ¿la eficiencia de AVG vale la pena?” –esas fueron las preguntas planteadas por la diputada Le Thanh Van, miembro de la Comisión de Finanzas y Presupuesto de la Asamblea Nacional, al ministro de Información y Comunicación en noviembre de 2017.

Esas interrogantes fueron respondidas por la conclusión de la reciente investigación de la Inspección Gubernamental, que confirma que las violaciones de MobiFone son “muy graves”, al provocar una pérdida posible de 307 millones de dólares al presupuesto estatal, y de esa suma, el despilfarro por la adquisición de las deudas de AVG se estima en 50 millones de dólares.  

Ese proyecto escaso en transparencia redujo el valor de las acciones de MobiFone- una corporación de primera categoría nacional, en el proceso de conversión a sociedad anónima, afirmó la Inspección Gubernamental. 

Durante la XII reunión de la Dirección anticorrupción del Comité Central del Partido Comunista, el secretario general, Nguyen Phu Trong, instó a clarificar las violaciones y las personas culpables en nueve casos graves, entre ellos el de MobiFone.  

Recientemente, el Secretariado exhortó a sancionar de manera severa a los individuos responsables de las violaciones y a recuperar los bienes perdidos.  

En su conclusión, la Inspección Gubernamental no sólo aclaró los errores, sino también propuso las medidas a aplicar para revertir las pérdidas.  

En ese sentido, la entidad pidió reembolsar el capital utilizado por MobiFone en la adquisición de acciones de AVG, recaudar del grupo estatal 57 mil dólares de impuesto sobre la renta y 68 mil dólares como gasto de consultaría en este caso. 

Esas estrictas sanciones manifiestan la determinación del Partido Comunista y del Estado de fortalecer la disciplina, incrementar la transparencia y mejorar la eficiencia en la lucha contra la corrupción y el despilfarro. – VNA