Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA)- La ralentización del crecimiento de la Unión Europea, Japón y China puede afectar las exportaciones de Vietnam, advirtió Nguyen Minh Cuong, economista en jefe del Banco Asiático para el Desarrollo (BAD).

Según Minh Cuong, el riesgo de la escalada de la tensión comercial en el mundo también amenaza la estabilidad de la cadena de valor y la red de producción global de la que Vietnam es parte.

Añadió, por otro lado, que las graves inundaciones acontecidas en julio y agosto afectaron en gran medida la agricultura del país indochino, mientras que los yacimientos de minerales prevén agotarse en el futuro.

Debido a ese escenario, el BAD reajustó el pronóstico  del crecimiento económico de Vietnam en 2018 de 7,1 por ciento a 6,9 por ciento y la inflación, de 3,7 a cuatro por ciento.

Pese a esas desventajas, las perspectivas para las inversiones privadas se mantienen estables gracias a los esfuerzos del Gobierno por mejorar el entorno de negocios y respaldar a las nuevas empresas.

Por otro lado, Vietnam gozará de ciertas ventajas al participar en diferentes tratados de libre comercio.

Especialistas nacionales adelantaron que la agricultura alcanzará en el presente año un incremento de solo 2,5 por ciento, por debajo de las previsiones de tres por ciento.

Por otro lado, la explotación de minerales y la construcción sufrirán leves caídas, pronosticaron.

Mientras, datos oficiales señalan que el índice de gestores de compras se situó en 55,7 en junio pasado, una cifra récord, lo que se refleja el mejoramiento del entorno de negocios.

Por su parte, el sector de servicios crecerá gracias al aumento del consumo y el desarrollo del turismo.

Ante ese escenario complejo de la macroeconómica, Vietnam debe considerar el endurecimiento de las políticas monetarias a fin de controlar la inflación, recomendó Manh Cuong.- VNA