Kuala Lumpur​ (VNA) – Un total de 167 trabajadores inmigrantes ilegales, incluidos niños, fueron arrestados durante una campaña de las autoridades malasias en Shah Alam, en el Estado de Selangor.  

James Lee, director del Servicio de Inmigración de Selangor, dijo que esas personas, de ellas 138 indonesios, 15 bangladesíes, seis myanmenos, dos indios y dos esrilanqueses, fueron detenidas por no poseer permiso laboral y, en algunos casos, por permanecer en Malasia con documentos expirados.  

Apoyaron la campaña funcionarios del Servicio de Inmigración y del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur. Con anterioridad, las autoridades retuvieron a 268 extranjeros sin documentos legales durante una operación en otra región de Selangor.  

El jefe del Departamento de Inmigración, Mustafar Ali, declaró que Malasia no “tolerará” a los foráneos residentes ilegalmente en ese país, y continuará con similares actividades de búsqueda. – VNA