Manila,  (VNA)- Al menos 30 mineros murieron y otros 13 permanecen desaparecidos en la localidad minera de Itogon, en la provincia de Benguet, al norte de Filipinas, tras un deslizamiento de tierra provocado por el tifón  Mangkhut.



Con esa suma, se eleva a 59 el número de fallecidos en la isla de Luzón a causa de ese poderoso huracán que azotó este país archipiélago el sábado pasado.

El jefe del Comando Luzón del Norte de las Fuerzas Armadas de Filipinas, teniente general Emmanuel Salamat, reveló que un total de 43 mineros resultaros atrapados al golpear el tifón Mangkhut.

La tormenta causó unas 80 avalanchas de tierra y 13 inundaciones en la región administrativa de Cordillera, de acuerdo con la agencia gubernamental para el manejo de desastres.

El tifón Mangkhut, llamado por los filipinos Ompong, constituye el decimoquinto de 2018 y el más intenso que azotó en lo que va del año a esta nación.

Según estadísticas, Filipinas registra anualmente 20 tormentas con fuertes vientos e intensas lluvias que provocan muertes, inundaciones y daños graves en cultivos, casas y edificios.
En 2013, el supertifón Haiyan golpeó la provincia de Leyte, en el centro del país, causando más de seis mil fallecidos.-VNA