Kuala Lumpur, 14 may (VNA) – La Policía de Malasia arrestó a cuatro presuntos terroristas, quienes planeaban atacar lugares de culto y asesinar a altos funcionarios, informó el inspector general de esa fuerza,  Abdul Hamid Bador.

El inspector general Abdul Hamid Bador con los dispositivos explosivos incautados (Fuente: Bernama)

En una conferencia de prensa efectuada la víspera, Hamid confirmó que los sospechosos pertenecen a la organización extremista Estado Islámico (EI).

De los detenidos se encuentran dos integrantes de la etnia Rohingya, así como un indonesio, y el grupo era dirigido por un malasio, precisó la fuente.

Las autoridades incautaron seis dispositivos explosivos así como armas de fuego, que entraron al país de contrabando desde una nación vecina precisada, agregó el inspector general.

Este grupo se creó en enero y ya la policía había arrestado a varios de sus miembros entre el 5 y el 7 de mayo, quienes planeaban llevar a cabo ataques durante la primera semana de Ramadán, el mes de ayuno musulmán.

En junio de 2016, un ataque con granadas contra un club nocturno en Malasia por parte del EI hirió a ocho personas.-VNA