Hanoi, (VNA)- A pesar de una estricta política monetaria aplicada por el Banco Estatal, las entidades bancarias vietnamitas reportaron señales positivos en sus actividades comerciales el año pasado, gracias a una mejor resolución de las malas deudas, así como el aumento de los ingresos provenientes de los servicios.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

De acuerdo con el presidente de Vietcombank, Nghiem Xuan Thanh, las ganancias antes de impuestos de su entidad en 2018 alcanzaron un nivel récord de 773 millones de dólares, para un impresionante incremento interanual del 63 por ciento.

Mientras tanto, los préstamos pendientes de la empresa cayeron en el periodo analizado 14,9 por ciento, cifra inferior a la tasa de 17,2 por ciento registrado en el año anterior, señaló.

El director atribuyó ese éxito a la mejoría en el control de la calidad crediticia y al impulso de los segmentos de servicios.

Xuan Thanh dijo que Vietcombank proyecta, además, obtener alrededor de 890 millones de dólares este año para seguir siendo la institución líder en el sector bancario en Vietnam, y para ubicarse en las listas de las 100 mejores en la región y de las 300 en el mundo.

Por otra parte, Agribank también alcanzó en 2018 beneficios antes de impuestos estimados en más de 335 millones de dólares, al lado de la reducción de las deudas incobrables a 2,78 por ciento y el alza por el concepto de los ingresos de servicios de 20 por ciento comprado con el año anterior.

Al mismo tiempo, TPBank obtuvo el año pasado ganancias netas de más de 100 millones de dólares, cantidad que duplicó el acumulado registrado en 2017.

En tanto, los ingresos de los bancos comerciales VIB y Sacombank sumaron en la etapa estudiada a 76 millones y 98 millones de dólares para los crecimientos interanuales de 176 y 47 por ciento, respectivamente. - VNA