Quang Nam, Vietnam (VNA) - Expertos neerlandeses propusieron la construcción de islas artificiales frente a la costa de la ciudad de Hoi An, en esta provincia central de Vietnam, con el fin de reducir la erosión costera y crear nuevas atracciones turísticas en la localidad.
 
Costa de Hoi An (Fuente: VNA)


Tal propuesta fue presentada la víspera por los especialistas de Países Bajos tras inspeccionar la playa de Cua Dai, en Hoi An, afectada por una grave erosión durante años.

Participaron en el recorrido el ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Vietnam, Tran Hong Ha; el presidente del Comité Popular provincial, Dinh Van Thu; y la ministra de Infraestructura y Gestión del Agua de la nación europea, Cornelia van Nieuwenhuizen.

Los expertos indicaron que la construcción debe realizarse de manera gradual, sobre la base de la conservación de la biodiversidad en el área.

El ministro Hong Ha indicó que la zona erosionada de la costa de Hoi An se encuentra en la Reserva de la Biosfera de Islas Cham, por lo tanto, es necesario evaluar el impacto ambiental con meticulosidad, para resolver los problemas ocasionados por ese fenómeno de manera integral y sostenible.

Nieuwenhuizen, por su parte, afirmó que el gobierno neerlandés presta atención a los efectos negativos del cambio climático en las playas de Vietnam.

Pidió a los expertos de su país que colaboren con ministerios y autoridades de Quang Nam, para elaborar planes óptimos para proteger de la erosión litoral a Cua Dai, una de las playas más hermosas del mundo.

Esa playa, ubicada a cinco kilómetros del casco antiguo de Hoi An, es un lugar favorito para los turistas que visitan la ciudad, reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Durante los últimos años, la costa de Hoi An ha enfrentado una grave y constante erosión debido a la penetración del mar. El impacto más notable se registra en Cua Dai, donde el agua salada inundó en 2017 un área de 20 hectáreas.

La erosión en Hoi An ha destruido paisajes en las playas y ha amenazado los negocios de restaurantes, hoteles y complejos turísticos en la costa, provocando graves daños económicos. – VNA