Manila (VNA) - El Congreso de Filipinas aprobó la extensión de un año de la ley marcial en la isla de Mindanao, con el objetivo de erradicar por completo a los terroristas y rebeldes en la región sureña del país.
Soldados filipinos en Mindanao (Fuente: VNA)

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, pidió el 11 de diciembre al Congreso que extienda la ley marcial en la isla sureña de Mindanao a fines de 2018 para seguir rastreando a los militantes islámicos.

La extensión es necesaria para evitar nuevos levantamientos promilitantes del autodenominado Estado Islámico (EI) en Mindanao, sugirió en la carta enviada a los legisladores del país.

La ley marcial fue declarada en Mindanao el 23 de mayo en respuesta a los ataques de terroristas de grupos islámicos en la ciudad de Marawi y está limitada a 60 días por la Constitución de 1987, pero se emitió una extensión hasta el 31 de diciembre.

Los prolongados enfrentamientos entre el gobierno filipino y el grupo terrorista Maute en la ciudad de Marawi segaron la vida de alrededor de mil personas y obligaron a otras 500 mil a evacuarse.

Aunque la ciudad de Marawi ha sido liberada, el ejército filipino advirtió que el grupo terrorista sigue siendo una amenaza para la región ya que sus militantes buscan nuevos miembros. – VNA