Policías bloquen sitio de una ataque ocurrido el día 13 pasado en Surabaya (Fuente: VNA)

Yakarta (VNA) - Una explosión de bomba sucedió en la madrugada de hoy en una comisaría en la ciudad de Surabaya, capital de la provincia indonesia de Java Oriental, donde un día antes al menos 13 personas murieron en tres ataques suicidas en iglesias católicas.

El vocero de la policía provincial, Frans Barung Mangera, informó que varios agentes resultaron heridos en el atacado de este lunes, provocado por un grupo trasladado en un automóvil.

Anoche una explosión ocurrió en un apartamento en Sidoarjo, a 34 kilómetros de Surabaya, dejando como saldo dos fallecidos y tres niños heridos. El lugar se encuentra detrás de una comisaría.

Con anterioridad, tres consecutivas explosiones con bomba tuvieron lugar ayer en Surabaya, la segunda mayor ciudad de Indonesia, provocando la muerte de al menos 13 personas e hiriendo a decenas.

La investigación preliminar señala que los culpables son una familia de seis miembros, integrados por un matrimonio y sus hijos de nueve a 18 años de edad.

La policía de Java Oriental proclamó que esos individuos están vinculados con el autodenominado Estado Islámico y figuraron entre los 500 indonesios repatriados por esa organización terrorista desde Siria.    

Durante los asaltos consecutivos, el marido condujo un automóvil con explosivos para atacar una iglesia, mientras el segundo fue realizado por la esposa y dos niñas de 9 y 12 años de edad, y el último, por dos hijastros del esposo, de 16 y 18 años.

Después de los ataques, numerosas ciudades y regiones de Indonesia como Yakarta, Riau, Java Oriental y la isla turística Bali se encuentran en el máximo nivel de alerta. - VNA