Phnom Penh (VNA)- El ministro de Defensa de Camboya, Tea Banh, criticó las declaraciones del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en el reciente Diálogo de Seguridad de Shangri-La, efectuado en ese país, en relación con la presencia de los combatientes voluntarios vietnamitas en Camboya durante el genocidio de Pol Pot.
El ministro de Defensa de Camboya, Tea Banh (Fuente: Khmer Times)

En declaraciones a la prensa realizadas el 3 de junio en el aeropuerto internacional de Phnom Penh, Tea Banh dijo que su Gobierno demanda que el premier Lee  rectifique sus comentarios en Shangri-La, así como en su cuenta de facebook, acerca de que en su criterio, Vietnam “invadió” y “ocupó” Camboya. 

“No es la verdad y no refleja la historia”, enfatizó, e informó que exigió a su homólogo singapurense, Ng Eng Hen, para que hable con Lee y le pida que rectifique sus declaraciones. 

“No podemos aceptar lo que dijo. Los combatientes voluntarios vietnamitas vinieron a liberar a nuestro pueblo", dijo, y agregó que "todavía los consideramos como salvadores, esto significa mucho para nosotros”.

Mientras, Hun Many, un diputado de la provincia camboyana de Kampong Speu, dijo que estaba "más que sorprendido" por la declaración del premier Lee, y destacó que el mundo no debería olvidar los crímenes y la brutalidad de los Khmer Rojo. 

Al respecto, la vocera de la Cancillería de Vietnam, Le Thi Thu Hang, expresó que su país lamentaba esas falsas afirmaciones del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

Al responder la víspera las preguntas de periodistas sobre la reacción del gobierno vietnamita antes esas declaraciones, Hang enfatizó que las mismas no reflejan los reales hechos históricos, y provocan un nefasto impacto en la opinión pública.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam intercambió sobre este asunto con su similar singapurense, dijo la portavoz.

Los aportes y sacrificios de Vietnam para unirse al pueblo camboyano, con el fin de erradicar el genocidio de los jemeres rojos, son ampliamente reconocidos en todo el mundo, afirmó la diplomática.

Thu Hang recordó que el 16 de noviembre del año pasado, el Tribunal para el genocidio camboyano (ECCC), se pronunció sobre los crímenes del régimen genocida de Pol Pot contra la humanidad, y aseguró que ese fallo que reflejó la objetividad histórica, la práctica de la justicia, y la protección de las víctimas, fue aplaudido por las Naciones Unidas y la comunidad internacional.

Los actuales logros de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN) son resultado de los esfuerzos de todos los miembros a lo largo de su historia, dijo, y añadió que cada país integrante comprende profundamente la importancia de fortalecer continuamente su solidaridad, sobre la base del respeto mutuo y los principios generales del bloque.

Como miembro activo y responsable de la ASEAN, Vietnam seguirá junto a otros miembros para hacer todo lo posible en interés de  convertir a la ASEAN en una comunidad fuerte y unida, y mantener su papel central en la región, agregó.-VNA