Seúl, (VNA)- Empresas de Corea del Sur esperan que tras la segunda Cumbre entre Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea (RPDC), efectuada recientemente en Hanoi, avance el intercambio intercoreano, incluidos proyectos binacionales estancados por sanciones aplicadas a Pyongyang.

Parque industrial de Kaesong en Corea del Norte (Fuente: VNA)

A pesar de que la cumbre entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un concluyó la víspera sin ningún acuerdo, un portavoz de la empresa sudcoreana Hyundai Asan aseveró que continuarán los preparativos para los proyectos de negocios intercoreanos, con la esperanza de que se reanuden pronto las actividades retrasadas.

Por su parte, representantes de la Asociación de Empresas de Corea del Sur que operan fábricas en la Zona industrial conjunta Kaesong, ubicada en la homónima ciudad norcoreana, expresaron que lamentaban las decisiones tomadas por los líderes de Washington y Pyongyang pero opinaron que eso no significa "el fin" pues "los asuntos importantes podrían resolverse".

En vísperas de esa magna cita, los expertos consideraron que la reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un podría abrir el camino para la reanudación de los tours del Monte Kumgang, en Corea del Norte, y la reapertura del parque industrial de Kaesong.

Con anterioridad, en la primera cumbre efectuada en Singapur en junio del año pasado, ambas partes coincidieron en la normalización de los mencionados proyectos, los cuales fueron suspendidos temporalmente debido a las sanciones aplicadas a Pyongyang.

No obstante, los embargos contra Corea del Norte impidieron el acceso de las empresas que operaban en la zona industrial Kaesong para verificar la condición de sus equipos abandonados tras el cierre de ese parque.-VNA