Ciudad Ho Chi Minh,  (VNA) La participación en las cadenas de suministro globales constituye una de las oportunidades y soluciones más eficientes para mejorar la operación de las empresas vietnamitas, subrayó Vo Tan Thanh, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Al hablar en una conferencia empresarial temática efectuada la víspera aquí, el economista también señaló que numerosas entidades nacionales, en especial las pequeñas y medianas, no han podido participar en este sistema debido su limitada competitividad.

En acuerdo con Tan Thanh, director del proyecto USAID LinkSME, Ron Ashkin, informó que el 98 por ciento de las firmas vietnamitas son pequeñas y medianas y sólo el 20 por ciento de las mismas han asistido a las cadenas de suministro globales.

Dio a conocer que a pesar del crecimiento incesante de las exportaciones en los últimos tiempos, el 70 por ciento de este valor proviene de las compañías que cuentan con inversiones extranjeras directas.

Para explicar esta situación, Ashkin se refirió a la modesta productividad de las empresas nacionales, así como la deficiencia en la aplicación de las tecnologías avanzadas, la elaboración de las estrategias operativas y la administración de recursos humanos.

Por lo tanto, dijo que estas entidades precisan un mayor respaldo para mejorar la conexión empresarial y los métodos operativos en adaptación a las demandas de las cadenas de suministro.

A su vez, Takimoto Koji, vicepresidente de la Asociación de Empresas Japonesas en Ciudad Ho Chi Minh, resaltó que la participación en las cadenas de valor aumenta los valores añadidos de todas las partes y que las entidades vietnamitas poseen grandes ventajas en este proceso, gracias a las condiciones prioritarias de los tratados de libre comercio.

No obstante, recomendó que Vietnam preste mayor atención al desarrollo de las industrias auxiliares, con el fin de disparar el crecimiento de los productos potenciales y atraer cada vez más inversiones foráneas.

Mientras, To Manh Linh, subdirector de investigación del mercado del grupo Vinacontrol, opinó que las empresas nacionales deben elevar su competitividad para satisfacer las demandas de los compradores por un precio razonable y atractivo, así como mejorar la calidad de los productos y la promoción comercial.

El gobierno vietnamita, dijo, necesita ofrecer mayor asistencia a la comunidad empresarial en distintos aspectos como accceso a las fuentes créditas, elevación de la calidad de la infraestructura y la eficiencia de los procedimientos administrativos, entre otros.

En los últimos años, las exportaciones han desempeñado el papel central en el crecimiento económico de Vietnam. Se prevé que el valor de las ventas al exterior en 2018 totalice alrededor de 240 mil millones de dólares, para un incremento interanual de más de 10 por ciento. –VNA