Yakarta (VNA) – Indonesia anunció nuevos incentivos para fomentar las ventas de vehículos eléctricos fabricados localmente e importados, en su último intento por impulsar el uso de automóviles más amigables con el medio ambiente y atraer inversiones a su industria local de vehículos eléctricos.

Los incentivos detallados son una continuación de un plan de incentivos fiscales anunciado en diciembre para vehículos eléctricos fabricados localmente e importados en los próximos años.

Según las nuevas normas hechas públicas el 20 de febrero, Indonesia eliminará el impuesto de lujo sobre los vehículos eléctricos para el año fiscal 2024 y el impuesto de importación hasta finales de 2025.

Las regulaciones también reducirán el impuesto al valor agregado del 11% al 1% para los compradores de vehículos eléctricos este año, extendiendo una exención fiscal que había expirado a fines de 2023.

El gobierno de Indonesia dijo que los incentivos tienen como objetivo estimular la demanda interna de vehículos eléctricos y, al mismo tiempo, atraer inversiones de los fabricantes de automóviles.

Según Rachmat Kaimuddin, viceministro coordinador que supervisa el desarrollo del sector de vehículos eléctricos, muchos fabricantes de estos medios de transporte han revelado sus planes de exportar a Indonesia desde que el gobierno anunció su intención de introducir incentivos.

Indonesia aspira a producir 600 mil vehículos eléctricos en el país para 2030. Esta cifra superará 100 veces la cantidad vendida en Indonesia en la primera mitad de 2023. La nación del Sudeste Asiático se esfuerza por convertirse en un centro mundial de producción de vehículos eléctricos, aprovechando la gran cantidad de reservas de níquel del país, un material importante para las baterías de vehículos eléctricos./.
VNA