Naypyitaw, (VNA) La consejera de Estado y también canciller myanmena, Aung San Suu Kyi, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Taro Kono, a fin de debatir las medidas para resolver la crisis vinculada con los musulmanes rohingyas del estado Rakhine del país sudesteasiático.

Los refugiados rohingyas en Myanmar (Fuente: VNA)


En una rueda de prensa efectuada la víspera tras la reunión, Kono reconoció los esfuerzos del gobierno myanmeno en los últimos tiempos en la búsqueda de soluciones, en especial la coordinación de Naypyidaw con las Naciones Unidas (ONU) y el establecimiento de una comisión para revisar las alegaciones sobre el abuso de derechos humanos en Rakhine.

El canciller japonés también instó a Myanmar a cooperar con la ONU para repatriar a los refugiados rohingyas y confirmó que su país acompañará a esta nación sudesteasiática para buscar soluciones adecuadas.

A su vez, San Suu Kyi evaluó positivamente el punto de vista de Japón sobre la crisis en Rakhine.

Kono inició su visita a Myanmar el pasado día cinco después de participar en la Reunión 51 de Cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiástico en Singapur y entrevistarse con el presidente anfitrión, Win Myint.

Según datos de las Naciones Unidas, desde agosto de 2017 alrededor de 700 mil rohingyas huyeron a Bangladesh cuando el ejército myanmeno reforzó sus ataques contra esa minoría étnica.

Myanmar y Bangladesh acordaron en enero pasado completar la repatriación voluntaria de los refugiados en los próximos dos años. – VNA