Kuala Lumpur (VNA) El ministro de Finanzas de Malasia, Lim Guan Eng, llamó al banco estadounidense Goldman Sachs a devolver los siete mil 500 millones de dólares relacionados con el escándalo de corrupción y lavado de dinero en el fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB).
 
Foto de ilustración (Fuente: Reuters)

De acuerdo con Financial Times, Guan Eng dijo que Goldman Sachs debe pagar las compras de bonos del 1MDB, organizadas por este banco y valorados en seis mil 500 millones de dólares, así como los mil millones de dólares de “ingreso” tras estas acciones transferenciales.

Por su parte, la entidad bancaria estadounidense sostuvo que el enorme monto de dinero movilizado tras las emisiones de bonos fue malversado por los miembros del gobierno malasio y sus aliados.

Con anterioridad, Malasia anunció el cargo penal contra el Goldman Sachs y dos funcionarios de este banco por sus relaciones con el caso de corrupción y lavado de dinero en el 1MDB. Se estima que el valor de las malversaciones superó los dos mil 700 millones de dólares.

Mientras, la institución financiera confirmó que su entidad fue engañada por algunos funcionarios en el gabinete del expremier malasio, Najib Razak.

El mencionado fondo fue fundado en 2009 por el propio Najib para impulsar el desarrollo socioeconómico mediante las inversiones extranjeras directas y las relaciones con los socios internacionales.

Sin embargo, un escándalo provocado por la pérdida de tres mil 700 millones de dólares del Fondo, supuestamente vinculado con acciones de corrupción y lavado de dinero, condujo a múltiples investigaciones nacionales y en Estados Unidos, Suiza, Singapur y China. -VNA