Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a la Policía Nacional del país (PNP) que reclute y entrene a hasta 10 mil efectivos para sus fuerzas especiales de élite, con el fin de contrarrestar la creciente amenaza de los grupos terroristas afiliados al autodenominado Estado Islámico (EI).
 
Foto de Ilustración (Fuente: THX / VNA)

El mandatario pidió al jefe de la PNP, Oscar Albayalde, que inicie de inmediato el proceso de reclutamiento, y enfatizó la necesidad de enfrentar de manera efectiva los peligros que se avecinan, debido a la migración de militantes del EI al Sudeste Asiático.

Las autoridades filipinas acusaron a grupos locales afiliados al EI, tales como el Abu Sayyaf y los Combatientes de la Libertad Islámica de Bangsamoro (BIFF), de albergar a extremistas extranjeros que lograron ingresar al país.

Cirilito Sobejana, comandante de las Fuerzas Armadas de Filipinas en Mindanao del oeste, indicó el mes pasado que el BIFF y el Abu Sayyaf ocultaban, al menos, a siete terroristas foráneos, quienes entrenan a filipinos para que se convirtieran en atacantes suicidas. – VNA