Hanoi (VNA) - Después de tres días laborales efectivos en Hanoi, la sexta Cumbre de la Subregión del Gran Mekong (GMS-6) y la X Cumbre del Triángulo de Desarrollo Camboya- Laos- Vietnam (CLV-10) concluyeron con éxito, demostrando la aspiración y la determinación de los países miembros de construir una subregión de paz, prosperidad, desarrollo sostenible y por el pueblo.
Concluyen GMS-6 y CLV-10 en Hanoi (Fuente: VNA)

Asistieron a los eventos, desarrollados en esta capital del 29 al 31 de marzo, representantes de los gobiernos y las localidades de los países miembros de GMS, socios de desarrollo, expertos y empresas dentro y fuera de la subregión.

Promover la estrategia "3C" en GMS

En su discurso de apertura en la GMS-6, el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, resaltó que después de un cuarto de siglo, la cooperación GMS se ha desarrollado incesantemente tanto en profundidad como en ancho, afirmando su propia identidad como un mecanismo de colaboración regional de prestigio con la estrategia "3C" de Conectividad, Comunidad y Competitividad.

Cientos de proyectos con un capital total de más de 21 mil millones de dólares se han implementado en diversos campos, desde el transporte, la energía y las telecomunicaciones hasta el comercio, la agricultura y el medio ambiente.

La GMS se ha convertido en una región dinámica e integrada que reúne a las economías de más rápido crecimiento en el mundo.

Para promover el fuerte compromiso de los socios de desarrollo, especialmente del sector privado, en el programa de cooperación de GMS, Vietnam inició la organización de la primera Cumbre de Negocios de la Subregión del Gran Mekong como parte del GMS-6 para fortalecer los diálogos entre el Estado y las empresas, así como conectar las compañías regionales con socios globales.

Esta iniciativa recibió un gran consenso de otros países miembros de GMS y el cálido apoyo de los socios de desarrollo, incluidos el Banco Asiático para el Desarrollo (BAD), el Banco Mundial (BM) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

La Cumbre de Negocios de GMS atrajo a más de dos mil empresarios nacionales y extranjeros, que mostraron su entusiasmo por realizar actividades comerciales en los países de la región y su confianza en las políticas abiertas de los gobiernos y en las tremendas oportunidades de cooperación en las áreas de GMS y CLV.

Además, Asia ha estado emergiendo como una fuerza motriz para el crecimiento económico global en el siglo XXI.

En la GMS-6, los líderes de la subregión acordaron establecer importantes orientaciones de cooperación en el mediano plazo y activar la construcción de una visión de cooperación a largo plazo.

Los líderes de la subregión adoptaron tres documentos importantes, incluida la Declaración Conjunta de la sexta Cumbre de la GMS, que reafirma el compromiso político y la determinación de los países miembros en el fortalecimiento del rol de este mecanismo; el Plan de Acción de Hanoi para 2018-2022 que define orientaciones y medidas de colaboración en los campos clave en el próximo tiempo, y el Marco de Inversión en la Subregión de Mekong hasta 2022, con una lista de más de 220 proyectos valorados en 66 mil millones de dólares

También buscan elaborar una visión de cooperación posterior a 2022 a largo plazo y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, dado cambios significativos en la región y el mundo.

El programa de cooperación de GMS debe definir una visión a largo plazo para construir una subregión próspera e integrada y garantizar un desarrollo sostenible, armonioso y equilibrado, así como promover el crecimiento inclusivo en la zona. También debe garantizar que todas las personas disfruten de los beneficios de la globalización y de la cuarta revolución industrial.

La cooperación de la GMS se inició en 1992 con la asistencia del Banco Asiático para el Desarrollo (BAD). La agrupación comprende a Camboya, China (con las provincias de Yunnan y Guangxi como sus representantes), Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam, los cuales comparten el cauce de ese río.

Los programas desplegados en el marco de esa iniciativa se centran principalmente en los sectores de construcción, transporte, energía, medio ambiente, turismo, información, telecomunicaciones, comercio, inversión, desarrollo de los recursos humanos, agricultura, desarrollo rural y progreso urbano.

Con posterioridad, los países miembros de la GMS establecieron en 2002 el Marco estratégico para la cooperación en la zona, con énfasis en el fomento de la conexión de infraestructura; el impulso comercial, inversionista y del turismo; la estimulación de la participación del sector privado en el desarrollo regional y la elevación de la competitividad; el desarrollo de los recursos humanos; la protección de medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales.

Con respecto al papel de Vietnam, este país ha contribuido de forma activa al despliegue de casi todas las iniciativas del área, lo que coadyuva a impulsar el desarrollo económico y a la reducción de la pobreza, así como a la conexión económica.

Datos oficiales señalan que los proyectos de cooperación ejecutados en el marco de la GMS en Vietnam alcanzaron un valor de alrededor de seis mil millones de dólares, cifra que representa el 30 por ciento de la suma de la asistencia crediticia concedida por la agrupación.

Vietnam firmó el Acuerdo de facilitación del transporte transfronterizo (CBTA) de GMS en 1999 y ha ratificado todos los anexos de CBTA, lo que permite reducir el tiempo dedicado al cruce de fronteras para vehículos, bienes y pasajeros y facilitar el comercio.

Desde 2012, Vietnam y China se han facilitado mutuamente los vehículos que cruzan las fronteras compartidas en las rutas Kunming - Hanoi - Hai Phong y Hanoi - Nanning - Shenzhen.

El mismo año, Vietnam, Tailandia y Laos firmaron un Memorando de Entendimiento para ampliar las carreteras que conectan las capitales de los tres países con dos grandes puertos marítimos: Laem Chabang (Tailandia) y Hai Phong (Vietnam) en el corredor Este-Oeste.

En términos de energía, Vietnam ha participado en el Plan Maestro Indicativo Regional sobre Interconexión de Energía en GMS, allanando el camino para que el país refuerce el comercio de electricidad e impulse el establecimiento de instituciones para garantizar la seguridad energética en la región.

Al asistir a las reuniones de la Coordinación de Comercio de Energía Regional de GMS, Vietnam recibió actualizaciones sobre los mercados de los países de la subregión y planes relacionados con la energía y se benefició enormemente del apoyo técnico de BAD.

El país ha desempeñado un papel activo en los eventos de promoción comercial y de inversión de GMS y en la mejora de la asociación regional en agricultura, turismo y telecomunicaciones.

También ha contribuido al esfuerzo de la subregión para controlar las enfermedades infecciosas transfronterizas, como el SARS, la gripe aviar, el VIH / SIDA, la malaria y la tuberculosis, que son prioridades de la cooperación regional en la atención de la salud.

Promover la cooperación CLV integral


La X Cumbre del Triángulo de Desarrollo Camboya- Laos- Vietnam (CLV-10) revisó la implementación de un plan maestro sobre desarrollo socioeconómico regional para el período 2010-2020 y trazó las orientaciones de cooperación en el futuro, especialmente abrazar los vínculos económicos trilaterales.

Esta fue la primera vez que los líderes del BAD, BM y la ASEAN participaron en la cumbre.

Los líderes del CLV reconocieron avances en la cooperación trilateral durante el último tiempo en campos muy variados, desde la infraestructura hasta la facilitación del comercio.

Destacaron la importancia de la cooperación del CLV para mantener la paz y la estabilidad en la región, apoyar el desarrollo socioeconómico de cada país y ayudar a las 13 provincias fronterizas a reducir las brechas de desarrollo.

En la cumbre, los líderes de CLV reiteraron su compromiso de promover la cooperación integral entre los tres países, contribuyendo a la construcción de economías integradas, sostenibles y prósperas en el área del triángulo de desarrollo, que es una parte indispensable de la Visión Comunitaria 2025 de la ASEAN.

Hicieron hincapié en la necesidad de fortalecer la conectividad entre las tres economías para aumentar su competitividad y su participación efectiva en las cadenas de valor regionales y mundiales y hacer frente a los desafíos comunes.

Los líderes discutieron la expansión del Área del Triángulo de Desarrollo del CLV a las tres naciones enteras, en vez de las 13 provincias fronterizas como en la actualiudad, y acordaron confiar ministros y expertos para estudiar este tema.

Los primeros ministros de Camboya, Lao y Vietnam  aprobaron un plan maestro para la conectividad regional hasta 2030, que cubre las principales orientaciones para impulsar la conectividad de infraestructura, institucional, económica y de intercambio de personas.

El CLV se estableció en 1999 e incluye a las provincias de Kon Tum, Gia Lai, Dak Lak, Dak Nong y Binh Phuoc (de Vietnam); de Sekong, Attapeu, Saravan y Champasak (de Laos) y Stung Treng, Rattanak Kiri, Mondul Kiri y Kratie (Camboya).

En 2009, los tres países acordaron agregar a la zona la provincia de Binh Phuoc de Vietnam, la provincia de Kratie en Camboya y la provincia de Champasak en Laos.

El mecanismo busca fortalecer la solidaridad y la cooperación entre los tres países miembros basada en la garantía de seguridad, estabilidad política, erradicación de la pobreza y desarrollo socioeconómico.

La colaboración intrabloque se centra mayormente en los sectores de seguridad- diplomacia, transporte, agricultura, industria, comercio, inversión, asuntos sociales y protección de medio ambiente.

El exitoso anfitrión del GMS-6 y CLV-10, dos de los eventos externos multilaterales más importantes del país en 2018, demuestra el creciente papel y la posición de Vietnam en la región, así como sus contribuciones activas a los mecanismos de cooperación regional. – VNA