Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA)- Después de que la Unión Europea aplicó la tarjeta amarilla al sector acuático de Vietnam, la mayoría de los pescadores en la región central han cumplido las regulaciones sobre la pesca en alta mar.

Vo Quy, pescador del distrito de Son Tra, ciudad de Da Nang, dijo que registran toda la información durante su viaje de pesca, como el volumen de peces, y luego envían el registro de explotación cuando regresan a la tierra firme. Según él, los productos acuáticos, con la prueba de origen, se venden a precios más altos.

Las medidas estrictas han ayudado a las autoridades locales a gestionar miles de toneladas de productos acuáticos, vendidas cada día en los puertos.

Junto con las regulaciones sobre el origen de los productos acuáticos, las agencias competentes también difunden información sobre el impacto negativo de las violaciones de pesca.

Nguyen Thanh Duong, pescador del pueblo Ba Don, provincia de Quang Binh, afirmó que no trabajan en las aguas de jurisdicción extranjera, sino en su país.  

El cumplimiento de las leyes de los pescadores no solo garantiza el desarrollo sostenible del sector acuático nacional, sino también coadyuva a los esfuerzos por levantar la advertencia impuesta por la Unión Europea. - VNA