Hanoi, 21 dic (VNA)- El Producto Interno Bruto de Vietnam podría crecer de 6,9 a siete por ciento este año, la tasa más alta durante la última década, pronosticó el Comité Nacional de Supervisión Financiera (NFSC).
Foto de ilustración (Fuente:VNA)

En un seminario efectuado la víspera en Hanoi para anunciar el informe general sobre el mercado financiero nacional en 2018, representantes del NFSC señalaron los factores que impulsarán la economía nacional.

Se trata de los impactos positivos de los acuerdos de libre comercio que entrarán en vigencia el próximo año, incluido el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP), y la tendencia del traslado de fábricas de producción como resultado de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El debilitamiento del dólar estadounidense, según los pronósticos, es también otro elemento favorable.

Sin embargo, los factores globales favorables solo pueden optimizarse con una reforma institucional más sólida, la mejora continua del entorno empresarial, una reestructuración económica más drástica y cambios más intensivos en el modelo de crecimiento, indicó Dang Ngoc Tu, jefe de la división de estudio y coordinación de políticas de supervisión del NFSC.

Opinó que la tasa de inflación podría mantenerse en alrededor de cuatro por ciento, siempre y cuando el ajuste de la tarifa de los servicios públicos se realice bajo un estricto control.

Agregó que la presión sobre el índice de precios al consumidor no es alta, pues según las previsiones, los precios mundiales aumentarán solo ligeramente.

De acuerdo con el NFSC, el crecimiento de la economía será impulsado por los sectores de manufactura, procesamiento y servicios.

La macroeconomía seguirá siendo estable, con una tasa de inflación inferior al 3,6 por ciento en 2019 y se asegurarán principales saldos económicos, precisó.-VNA