Tokio (VNA) - Las exportaciones de productos agrícolas de Vietnam a Japón alcanzaron un impresionante crecimiento de 66 por ciento en 2017, cifra que evidencia la atracción de esas mercancías para los consumidores de ese mercado exigente.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Expertos coincidieron en que la recuperación de la economía global y el aumento de las demandas constituyen las condiciones favorables para que Vietnam impulse las exportaciones, entre ellas la venta de los productos agrícolas.

El año pasado los países receptores de esos artículos registraron altos incrementos, y en ese contexto Japón emergió como un mercado potencial, al lado de los Emiratos Árabes Unidos.

Según Ta Duc Minh, jefe de la representación comercial de Vietnam en Japón, los productos agrícolas del país indochino cumplieron con los altos estándares nipones y son preferidos por los clientes locales, gracias a su calidad, su sabor y su compatibilidad con el hábito de consumo de este mercado.

Recalcó también que las buenas relaciones entre los dos países y el entendimiento cada vez mayor entre las comunidades empresariales favorecieron el intercambio comercial bilateral.

De acuerdo con el funcionario, el año pasado Vietnam exportó a Japón tres mil toneladas de plátano y mil 500 toneladas de pitahaya.

Importadores japoneses afirmaron que las frutas vietnamitas son apreciadas altamente por los consumidores locales.

Hidekatsu Ishikawa, director de la empresa VIENT, explicó que solo tarda seis días para trasladar los lotes de frutas desde Vietnam a Japón, lo que garantiza la calidad de los productos.

Aseguró que su compañía planea importar otros tipos de frutas en el futuro cercano, para satisfacer la demanda de los clientes.

El empresario reveló que su compañía importa cada año 200 contenedores de frutas vietnamitas, por un valor promedio de cuatro millones 600 mil dólares.

Además de los productos frutícolas, el café del país indochino también posee grandes potencialidades.

Un estudio de Trung Nguyen International señala que cada japonés consume anualmente nueve kilos de café, es decir, toma cada día cuatro o cinco tazas. Y es de notar que en cada una de esas tazas, la mitad del café que se emplea es robusta de Vietnam.

En ese sentido, Le Hoang Diep Thao, representante de esa compañía, afirmó que aspira a promocionar la marca del café nacional a los clientes nipones, en lugar de meramente vender materias primas a ese mercado.

La representación comercial del país indochino en Japón planea introducir en ese exigente mercado otras frutas como lichi, longan, rambután y mangosto. Las dos naciones están realizando las negociaciones para el ingreso de lichi en la nación esteasiática. - VNA  

VNA-ECO