Phnom Penh (VNA)- El primer ministro camboyano, Samdech Hun Sen, criticó la interferencia de la Unión Europeas (UE) en los asuntos internos de este país, por recortar las ventajas comerciales que podrían dañar la industria textil local.
El primer ministro de Camboya, Samdech Hun Sen (Fuente: Xinhua/VNA)
 
En sus primeros comentarios desde que la UE planea aplicar esa medida, Hun Sen escribió la víspera en su cuenta de Facebook que Camboya “no puede intercambiar su independencia y soberanía por cualquiera cosa”.

Agregó que el país sudesteasiático “quiere ser buen amigo de  otros socios que quieran ver el progreso en Camboya sin interferir en los asuntos internos de la nación”. 

La UE anunció este lunes que iniciara un proceso de monitoreo intensivo para decidir el retiro de Camboya del programa Todo Menos Armamento (EBA, por sus siglas en inglés). 

El acuerdo EBA es una iniciativa destinada a ayudar a los países con menos recursos, los cuales se benefician de exención de tarifas e imposición de cuotas. 

Ese movimiento podría afectar severamente a los sectores de confecciones y textiles y calzado del país indochino, cuyo valor de exportación a la UE ascendió el pasado año a cuatro mil millones de dólares. 

Camboya es el sexto proveedor de productos textiles de la comunidad europea. Alrededor de 700 mil trabajadores camboyanos trabajan en este sector. 

Según la Asociación de Productores Textiles de Camboya, si la Unión Europea recorta el EBA, la tarifa aplicada a los productos textiles de este país aumentará un 12 por ciento, mientras  al calzado se duplicará al 17 por ciento. 

La medida provoca a esta nación una pérdida estimada en 700 millones de dólares anuales . – VNA