Manila (VNA) - El Banco Asiático para el Desarrollo (BAD) recientemente redujo su pronóstico económico para Filipinas a 6,2 por ciento este año frente al 6,4 por ciento anterior.

 

Foto de ilustración (Fuente: Internet)

Sin embargo, la institución bancaria mantiene su estimado del 6,4 por ciento para 2020 en ese país, en su informe Suplemento de las perspectivas de desarrollo asiático,  publicado el 18 de julio.

El informe citó el gasto insuficiente del Gobierno como resultado de la demora en la aprobación del presupuesto nacional, lo cual moderó el crecimiento económico al 5,6 por ciento en el primer trimestre.

En el período, la construcción pública se contrajo, mientras que el crecimiento del consumo del Gobierno disminuyó. El crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios también se desaceleró como resultado del descenso en la actividad comercial y económica mundial, y la desaceleración del ciclo de la electrónica.

Estos efectos fueron compensados en parte por un mayor consumo de los hogares y un incremento de la inversión privada, señaló el reporte.

El banco pronosticó que la inversión pública se repondrá en la segunda mitad de 2019 luego de la aprobación del presupuesto en abril, y se recuperará el próximo año a medida que se inicien más proyectos de infraestructura.

Mientras tanto, la desaceleración de la inflación, el bajo desempleo, y las remesas constantes, continuarán apoyando el consumo de los hogares, agregó.

También revisó su pronóstico de una inflación para Filipinas del 3,8 por ciento al tres por ciento este año, considerando los precios más bajos de los alimentos.

La inflación en el país se desaceleró a 2,7 por ciento en junio de 2019, promediando 3,4 por ciento en el primer semestre.-VNA