Hanoi (VNA) – Después de los resultados alentadores alcanzados en la primera mitad de 2018, el sector de confecciones textiles de Vietnam encontrará tanto oportunidades como desafíos al exportar sus productos a otros países durante el resto del año, según expertos.  
Una planta de Gilimex (Fuente: VNA)

De acuerdo con la Asociación de Confecciones Textiles de Vietnam (VITAS), el valor de los envíos al extranjero de esa rama alcanzó 16 mil millones de dólares en el primer semestre del año, equivalente a un incremento interanual de 14 por ciento.  

Los mercados importantes como Estados Unidos, países miembros del Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico, la Unión Europea, Sudcorea, China y el Sudeste de Asia reportaron fuertes crecimientos, precisó la fuente.  

Según Pham Xuan Trinh, director general de la empresa Phong Phu, en los primeros seis meses del año todos los negocios de esa compañía alcanzaron resultados positivos.  

Durante ese período, apuntó, Phong Phu obtuvo ganancias de seis millones 500 mil dólares y creó ingresos estables para cuatro mil trabajadores, a la vez que conquistó el mercado japonés con sus productos de hilo.  

Especialistas consideraron que en el resto del año la reducción de las barreras arancelarias gracias a los tratados comerciales firmados por Vietnam continuará beneficiando a ese sector.  

Además, aseguraron que el Tratado de Libre Comercio entre el país indochino y la Unión Europea, que podrá ratificarse próximamente, ayudará a ampliar el acceso de los productos nacionales a ese mercado.

Añadieron que la posibilidad de que Estados Unidos aumente los impuestos aplicados a las exportaciones chinas permitiría a los productores vietnamitas expandir su presencia en la mayor economía mundial.  

Sin embargo, Vu Duc Giang, presidente de la VITAS, también alertó que el sector seguirá enfrentando desafíos como el lento incremento de la demanda global y la intensa competencia.  

En la actualidad, acotó, la Unión Europea exime de los aranceles a las exportaciones de países menos avanzados como Myanmar y Camboya, país que disfruta también de la preferencia similar de Estados Unidos. 

Entre tanto, los envíos de Hanoi sufren una tarifa promedio de 17,5 por ciento al ingresar en el mercado estadounidense, y 9,6 por ciento en el llamado viejo continente. 

En ese sentido, Duc Giang afirmó que la VITAS continuará respaldando el ingreso de los productos nacionales en mercados potenciales, mediantes programas de promoción comercial y cursos de capacitación para enriquecer los conocimientos de las empresas sobre nuevas tecnologías de producción.

Además, recomendó a las compañías a mejorar la calificación de los recursos humanos para adaptarse a la digitalización en el proceso de fabricación. – VNA