Singapur, (VNA)- Cuarto ciudadanos singapurenses fueron acusados de involucrarse con el escándalo referente a los contratos de metro, valorados en alrededor de siete millones 400 mil dólares.



Entre esos sujetos se encuentran dos extrabajadores de la corporación de Tránsito rápido de masas del país sudesteasiático: Jamalludin bin Jumari y Zakaria bin Mohamed Shariff de 61 y 52 años de edad, respectivamente, quienes enfrentan 28  acusaciones.

Según fuentes oficiales, el escándalo aconteció en el período 2007- 2012 y si sean condenados, esas personas podrían sufrir sentencias de hasta 10 años de prisión para cada acusación.

El procedimiento legal fue iniciado después de una serie de fallos en el sistema de metros en Singapur.

En octubre pasado, los servicios en la ruta principal fueron suspendidos por las inundaciones y posteriormente, un accidente ocurrido en noviembre dejó un saldo de 36 heridos. Esos sucesos hicieron reaccionar fuertemente a la opinión pública.- VNA