Hanoi (VNA)- El Banco Standard Chartered espera un crecimiento del siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Vietnam en 2018, impulsado por la sólida fabricación de productos electrónicos respaldados por las Inversiones Extranjeras Directas (IED) y el aumento del consumo.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

La manufactura y la agricultura probablemente sigan siendo los principales motores del crecimiento en la segunda mitad del año, pronosticaron especialistas del Standard Chartered en su informe recién publicado "Vietnam- rápido, no furioso, crecimiento".

El economista Chidu Narayanan indicó que la economía del país indochino se expandió un 7,1 por ciento en la primera mitad del año, moderándose ligeramente en el segundo trimestre después de un récord de crecimiento interanual de 7,4 por ciento en el primer trimestre.

Se trata del primer año desde la crisis financiera mundial que el desarrollo económico del segundo trimestre ha sido más lento que el primero, observó.

“Creemos que esto es un signo del crecimiento sostenible a mediano plazo. Esperamos que el impulso en la segunda mitad del año siga siendo sólido, aunque ligeramente más lento que en los primeros seis meses ", dijo.

"Es probable que Vietnam siga siendo la economía con mayor ritmo de crecimiento en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en 2018 y 2019, al igual que en 2017”, vaticinó.

Standard Chartered valora positivo el progreso a mediano plazo de Vietnam en la actividad de manufactura fuerte, ya que los flujos de IED para la fabricación de productos electrónicos siguen siendo importantes, explicó.

De acuerdo con el último reporte de investigación macroeconómica, se vaticina que la manufactura registre otro año aumento de dos dígitos, la agricultura continúe su recuperación en la segunda mitad del año, mientras el sector de la construcción se desacelere debido a un desarrollo más modesto de la rama inmobiliaria. 

Al mismo tiempo, es probable que la expansión de las exportaciones de productos electrónicos se mantenga sólido, aunque sea menor que en 2017, lo que generará un superávit comercial y apoyará el alza general. 

El banco mantiene su opinión de que las entradas de IED permanecerán sólidas en 2018 y hasta 2020, con un capital registrado de cerca de 17 mil millones de dólares cada año. 

El ingreso de inversión extranjera en el sector manufacturero, particularmente en la fabricación de productos electrónicos, se comportará alto en el mediano plazo, según las estimaciones.

El estudio también espera un progreso constante en los servicios para respaldar el crecimiento general en 2018, liderado por una fuerte actividad comercial interna. 

El sector de servicios, que representa cerca del 40 por ciento de la economía, probablemente se mantendrá sólido en la segunda mitad del año después de haber aumentado un siete por ciento interanual en los primeros seis meses del año.

El auge del sector de subcontratación de procesos de negocios (BPO, inglés), ayudado por una fuerza laboral joven, bien capacitada y de bajo costo, debería apoyar el crecimiento del área de servicios en el mediano plazo.

En la perspectiva del tipo de cambio, los economistas de Standard Chartered elevan sus pronósticos de la tasa entre el dólar estadounidense y el dong vietnamita (VND) a 23 mil 400 para fines de 2018 y esperan una pequeña depreciación de la moneda nacional del país sudesteasiático a principios de 2019 frente al USD, ya que hay factores internos y externos positivos que la respaldan. -VNA