Hanoi,  (VNA)- Vietcombank recibió el certificado del Banco Estatal, convirtiéndose así en la primera entidad bancaria vietnamita que satisface los estándares financieros Basilea II.



Este logro constituye un salto importante para materializar el objetivo de esa entidad bancaria de ubicarse entre las 100 entidades crediticias principales de Asia y las 300 corporaciones financieras más importantes del mundo para 2020.

El programa Basilea II ayudó a Vietcombank a regular sus estrategias de negocio y a mejorar la capacidad de control de riesgos, con el fin de diversificar los servicios brindados con enfoque en el desarrollo del mercado de venta minorista y las acciones no crediticias.

La Junta Directiva de ese banco implementó un conjunto de 82 iniciativas, emitidas mediante el análisis de sus debilidades y limitaciones, con el fin de cumplir los estándares de Basilea II.

Un comité especializado en el fortalecimiento del programa de Basilea II fue establecido con la participación de varios directivos de esta organización financiera, el cual realiza reuniones mensuales y trimestrales para evaluar los logros y analizar las dificultades, así como adoptar  soluciones adecuadas.

Gracias al cumplimiento de esos estándares, Vietcombank avanzó en su organización administrativa, el control de riesgos, la emisión de las políticas adecuadas y la calidad de la base de datos.

En 2017, Vietcombank se convirtió en el primer banco nacional en obtener casi 500 millones de dólares de ganancias antes de intereses e impuestos, mientras que sus deudas incobrables también se redujeron a 1,1 por ciento, la tasa más baja entre las principales instituciones de crédito de Vietnam.
 
Basilea II es el segundo de los Acuerdos de Basilea. Dichos acuerdos consisten en recomendaciones sobre la legislación y regulación bancaria y son emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea. El propósito de Basilea II, publicado inicialmente en junio de 2004, es la creación de un estándar internacional que sirva de referencia a los reguladores bancarios, con objeto de establecer los requerimientos de capital necesarios para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos.

Los estándares de Basilea II, emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea en junio de 2004, incluyen los criterios que sirvan de referencia a los reguladores bancarios, con el fin de establecer los requerimientos de capital necesarios para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos. –VNA