Hanoi, 08 abr (VNA)- Vietnam garantiza el desarrollo sostenible del sector hortofrutícola, lo que se refleja en parte mediante el establecimiento de zonas de producción centralizada y la creación de una infraestructura eficiente para el procesamiento.

Cultivo de vegetales limpios en una zona agrícola de alta tecnología en la provincia de Binh Phuoc (Fuente: VNA)


Especialistas nacionales destacaron que durante los últimos años, la aplicación de altas tecnologías para elevar la calidad y la productividad, el fomento de la conexión en la producción y el registro de indicaciones geográficas contribuyen a impulsar el progreso de la esfera.

Uno de los frutos de esos esfuerzos se refleja a través en el reconocimiento nacional e internacional de la inocuidad alimentaria de numerosos productos vietnamitas, notificaron.

Los expertos citaron como ejemplos del avance del sector el logro de un superávit de casi dos mil millones de dólares y un ingreso de tres mil 500 millones de dólares por concepto de exportación en 2017.

Vietnam registró, además, en los primeros dos meses del presente año un valor de exportación de esos rubros de 604 millones de dólares, para un incremento interanual de 53,4 por ciento.

De acuerdo con la Asociación de Vegetales y Frutas de Vietnam (Vinafruit), China, Japón, los Estados Unidos, Sudcorea, los Países Bajos y Rusia constituyen los mayores mercados receptores de los frutos vietnamitas.

Adelantó la misma fuente que el país acelera los trámites para introducir el mango en el mercado estadounidense.

Especialistas coincidieron en que el país se encuentra en un momento ideal para la promoción comercial en los mercados comerciales.

Recomendaron intensificar el estudio de mercado y la tendencia de consumo para aplicar soluciones apropiadas destinadas a orientar la producción.

Al referirse a ese asunto, el jefe del Departamento de Cultivo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Nguyen Hong Son, informó que al lado de los logros, la hortofruticultura vietnamita enfrenta aún ciertas barreras en el mantenimiento del ritmo de crecimiento.

Señaló algunas deficiencias como la limitada aplicación de las tecnologías modernas y la modesta motorización en la labranza, así como la falta de atención prestada a los servicios logísticos.

Ante el contexto actual, marcado por una tendencia alcista del consumo de productos orgánicos, propuso dedicarse al cultivo de los nuevos productos de alto valor agregado e incorporarse a las cadenas de producción y provisión de estándares internacionales.-VNA

VNA- ECO