Quang Ninh, Vietnam (VNA)- La reestructuración del presupuesto estatal y el control de la deuda pública para garantizar una hacienda nacional segura y sostenible constituye el tema central de la octava sesión plenaria de la Red de Gestión del Gasto Público en Asia 2019 (PEMNA), que se desarrolla actualmente en la provincia vietnamita de Quang Ninh.
El viceministro de Finanzas de Vienam, Do Hoang Anh Tuan, interviene en la reunión. (Fotografía: mof.gov.vn)

La cita, organizada por el Ministerio de Finanzas de Vietnam del 22 al 24 de mayo, cuenta con la participación de 150 delegados provenientes de 14 países miembros de PEMNA y de las organizaciones internacionales tales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), informó el periódico electrónico Nhan Dan.

Los integrantes de ese mecanismo son Brunei, Camboya, China, Indonesia, Corea del Sur, Laos, Malasia, Mongolia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia, Timor Leste, y Vietnam.

En el evento, el viceministro de Finanzas de Vietnam, Do Hoang Anh Tuan, resaltó la importancia de la reestructuración del presupuesto estatal y el control de la deuda pública como una estrategia para garantizar la seguridad de la hacienda nacional y contribuir a un desarrollo económico rápido, sostenible e inclusivo.

Según el vicetitular, después de la crisis financiera de 2007-2008, durante los últimos diez años, la mayoría de las economías, tanto en el mundo como en la región, han visto su deuda pública y déficit presupuestario aumentar del 2 al 5 por ciento.
A la par con el déficit presupuestario, para resolver la crisis, la cantidad de deuda pública en el mundo creció de manera rápida, y Vietnam no está fuera de esta tendencia, añadió.

Esta cifra del país indochino subió del 32 por ciento en 2005 al 63 por ciento en 2015, a causa del aumento continuo del déficit presupuestario, lo cual representa un gran desafío, señaló

En tal contexto, Vietnam ha mostrado su determinación de cumplir el objetivo de reestructurar el presupuesto y la deuda pública, a fin de garantizar que el presupuesto sirva para un desarrollo rápido y sostenible, recalcó el viceministro.

Después de tres años de la implementación de la reestructuración, Vietnam ha alcanzado resultados notables. La nación indochina logró recuperar la tasa de recaudación presupuestaria, alcanzando un promedio del 24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), en lugar de entre el 21 y el 22 por ciento, precisó.

Pormenorizó que se reportó una reducción del déficit presupuestario de más del 5 por ciento (conforme a la rendición de cuentas del presupuesto de 2017) al 2,74 por ciento del PIB, con miras a alcanzar aproximadamente el 3 por ciento en 2020. También se registró una disminución de la deuda pública, del 63,8 al 58,4 por ciento del PIB.

Al señalar algunos desafíos a que Vietnam debe enfrentarse en el futuro, el viceministro opinó que el país indochino necesita perfeccionar el sistema de políticas fiscales, elevar la eficiencia de la gestión del presupuesto y su uso transparente, promover el papel de la planificación financiera a mediano plazo.

Subrayó la importancia de planificar y desplegar un proyecto para implementar estándares internacionales en el sector público, en aras de mejorar la transparencia en los gastos públicos y la confiabilidad de la ciudadanía y de la comunidad empresarial.

También destacó la necesidad de mejorar el rol del Tesoro Estatal en la gestión de los ingresos y gastos presupuestarios y la deuda pública, al igual que en el pago sin efectivo.

En la conferencia, los expertos compartieron experiencias en la gestión financiera pública entre los países miembros.-VNA