Hanoi, (VNA) Vietnam debe implementar soluciones integrales para enfrentar los desafíos del cambio climático y modificar las políticas relacionadas con la erradicación de la pobreza, con el fin de construir un país próspero sin la adopción de acciones que ocasionen el calentamiento global, trascendió hoy aquí.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Así coincidieron en señalar los participantes en una conferencia sobre las oportunidades y los desafíos en la supervisión y el despliegue de las contribuciones en ese sentido a nivel nacional, organizada aquí por el Grupo de Trabajo del Cambio Climático de Vietnam.

Se trata de un evento preparativo para la 24 edición de la Conferencia de alto nivel de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar en Polonia el diciembre próximo.

De acuerdo con el borrador del Informe de contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional, elaborado en agosto pasado, el gobierno vietnamita  se compromete a disminuir en nueve por ciento la cantidad de gases de efecto invernadero para 2030.

Este documento también señala los aspectos a tener en cuenta para lograr ese propósito, como el uso de energía limpia, el tratamiento de residuos, el aprovechamiento eficiente de tierra y el desarrollo de la agrosilvicultura.

El Informe, además, contribuye a elevar la atracción de las inversiones vinculadas con los sectores de baja emisión de gases de efecto invernadero, en aras de mejorar la capacidad de resistencia ante el cambio climático y la elaboración de las políticas al respecto.

Al intervenir en la conferencia, Hoang Viet, representante del Grupo de Trabajo sobre el Cambio Climático, subrayó la necesidad de estrechar la coordinación entre los órganos gubernamentales, las empresas y toda la sociedad en este trabajo.

Se estima que el cambio climático genere a nivel internacional una pérdida de alrededor de 1,6 billones de dólares al año y esta cifra podría alcanzar los cuatro billones de dólares en 2030.

Para reducir las afectaciones a nivel mundial, el Acuerdo de París suscrito en 2015 incluye  metas determinadas para limitar el incremento de la temperatura en la superficie terrestre en menos de dos grados Celsius.

Sin embargo, las negociaciones a nivel internacional no han logrado una conformidad común sobre la reducción de las emisiones de gases causantes del calentamieto global y otras medidas necesarias para limitar el aumento de la temperatura. –VNA