Moscú, (VNA)- Vietnam y Rusia emitieron una declaración conjunta en la cual ratifican la voluntad de profundizar la asociación estratégica integral bilateral.

El presidente vietnamita, Tran Dai Quang, sostuvo conversaciones con su par ruso, Vladimir Putin. (VNA)

En ocasión de su visita a la nación euroasiática, el presidente vietnamita, Tran Dai Quang, sostuvo conversaciones con su par ruso, Vladimir Putin, se reunió con el primer ministro, Dmitry Medvedev, los titulares del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko, y de la Duma Estatal, Vyacheslav Volodin.

En los encuentros, ambas partes expresaron su deseo de desarrollar fuertemente los nexos multifacéticos sobre la base de la tradición amistosa y el respeto mutuo.

Acordaron mantener la organización regular de diálogos políticos a todos los niveles y realizar intercambios de delegaciones del Partido, Asamblea Nacional, sectores, localidades y organizaciones sociales.

Informaron que en 2019 se celebrará el Año de Rusia en Vietnam y el Año de Vietnam en Rusia con diversas actividades.

Ratificaron la necesidad de buscar “motores de crecimiento” nuevos para garantizar el desarrollo dinámico de los nexos económicos y comerciales entre las dos naciones, con el fin de elevar el comercio bilateral.

Abogaron por continuar cooperando en la construcción del Centro de Ciencia y Tecnología Nuclear en Vietnam y respaldaron la implementación del Programa de energía nuclear y su utilización con fines pacíficos, firmado el 23 de mayo de 2017.

Apreciaron los proyectos de cooperación en el sector de petróleo y gas, y reiteraron su apoyo a la ampliación de nexos en la energía eléctrica, manufactura, construcción naval, aviación, industria química y ligera.

Reconocieron la necesidad de diversificar sus relaciones mediante la cooperación en finanzas-crédito, incluida la utilización de sus respectivas monedas nacionales en el pago bilateral.

Enfatizaron que la colaboración en defensa y técnica militar desempeña un papel importante en los vínculos bilaterales y no perjudica a terceros países.

Asimismo expresaron el interés en los sectores de ciencia-tecnología y educación-formación, y formularon votos por la organización de actividades culturales e intercambios entre localidades vietnamitas y rusas.

Respaldaron el desarrollo de la cooperación en el turismo y en la lucha contra la inmigración ilegal.

Con respecto a los asuntos regionales e internacionales, ratificaron los esfuerzos por construir un orden equitativo, basado en los principios multilaterales en la solución de problemas urgentes, la supremacía de las leyes universales, entre ellas la Carta Magna de las Naciones Unidas.

Consideraron que la seguridad internacional es integral e inseparable, y que no se debe proteger la seguridad de un país para perjudicar la del otro, incluida la ampliación de las alianzas militares-políticas en la región y el mundo.  

Rechazaron enérgicamente todos los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial y las tentativas de desconocimiento del rol decisivo del pueblo soviético en la victoria contra la invasión nazi, considerando que la divulgación del fascismo y del racismo en el mundo actual es peligrosa e inaceptable.  

Condenaron el terrorismo bajo todas las formas y expresiones, y subrayaron la necesidad de unir esfuerzos para prevenir su expansión.

La parte rusa expresó la disposición de asistir a Vietnam en el entrenamiento para participar en las misiones de mantenimiento de la paz.

Se comprometieron a coordinar estrechamente en los foros multilaterales sobre seguridad internacional, incluidos los asuntos del control de armas, desarme y no proliferación de armas de destrucción masiva.

Destacaron su apoyo a los esfuerzos internacionales en el cumplimiento de la Agenda de 2030 sobre el desarrollo sostenible y el enfrentamiento de los desafíos globales como el cambio climático, desastres naturales, el uso y gestión de recursos hídricos y la seguridad alimentaria.

Compartieron su posición en que las disputas fronterizas, territoriales y otras en la región Asia-Pacífico deben resolverse por vías pacíficas, no utilizar o amenazar con el uso de la fuerza, y dirimir tales asuntos sobre base de las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

Vietnam y Rusia respaldan el cumplimiento cabal y eficiente de la Declaración sobre la Conducta de las Partes en el Mar del Este (DOC), firmado en 2002, y los esfuerzos por alcanzar un código al respecto (COC).

Manifestaron su disposición de trabajar juntos para fomentar los nexos entre Rusia y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en los sectores prioritarios como lucha antiterrorista y delincuencia transnacional, respuesta a casos de emergencia; e impulsar la cooperación en economía, comercio e inversión, además de la energía y agricultura, ciencia-tecnología, cultura y asuntos humanitarios.

Afirmaron continuar cooperando en el Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC) por la paz, estabilidad, cooperación, desarrollo y prosperidad en la región y el mundo. – VNA